-Mística Artística-



martes, 27 de diciembre de 2016

dijo Emily Dickinson


A word is dead
When it is said,
  Some say.
I say it just
Begins to live
  That day.


La palabra muere
  Cuando es dicha,
Algunos dicen.
Yo digo que sólo
Empieza a vivir
  Ese día.


Part One: Life; LXXXIX. Complete Poems. 1924.
Emily Dickinson (1830–86)


sábado, 17 de diciembre de 2016

dijo Julio Cortázar


"Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo.

Lo que me gusta de tu sexo es la boca.
Lo que me gusta de tu boca es la lengua.
Lo que me gusta de tu lengua es la palabra".

Julio Cortázar




domingo, 11 de diciembre de 2016

Song of the Open Road, IV - Walt Whitman



The earth expanding right hand and left hand,
The picture alive, every part in its best light,
The music falling in where it is wanted, and stopping where it is not            wanted,
The cheerful voice of the public road, the gay fresh sentiment of the            road.


O highway I travel, do you say to me Do not leave me?
Do you say Venture not—if you leave me you are lost?
Do you say I am already prepared, I am well-beaten and undenied,            adhere to me?


O public road, I say back I am not afraid to leave you, yet I love you,
You express me better than I can express myself,
You shall be more to me than my poem.


I think heroic deeds were all conceiv’d in the open air, and all free                poems also,

I think I could stop here myself and do miracles,
I think whatever I shall meet on the road I shall like, and whoever                beholds me shall like me,
I think whoever I see must be happy.



lunes, 14 de noviembre de 2016

Gustav Vigeland (escultor noruego, 1869-1943)


Ayer me enteré de la existencia de un parque en Noruega, al cual algún día de mi vida pienso (sueño) ir, porque me pareció soñado...
Tiene esculturas de un artista noruego llamado Gustav Vigeland






martes, 25 de octubre de 2016

Paz - Alfonsina Storni (1919)



Vamos hacia los árboles... el sueño 
Se hará en nosotros por virtud celeste. 
Vamos hacia los árboles; la noche 
Nos será blanda, la tristeza leve. 

Vamos hacia los árboles, el alma 
Adormecida de perfume agreste. 
Pero calla, no hables, sé piadoso; 
No despiertes los pájaros que duermen.


En Irremediablemente (1919) 



miércoles, 19 de octubre de 2016

Tú me quieres blanca - Alfonsina Storni (1918) - hace casi cien años... y hoy nos vestimos de negro.


Tú me quieres alba,
Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada

Ni un rayo de luna
Filtrado me haya.
Ni una margarita
Se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
Tú me quieres blanca,
Tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
Las copas a mano,
De frutos y mieles
Los labios morados.
Tú que en el banquete
Cubierto de pámpanos
Dejaste las carnes
Festejando a Baco.
Tú que en los jardines
Negros del Engaño
Vestido de rojo
Corriste al Estrago.

Tú que el esqueleto
Conservas intacto
No sé todavía
Por cuáles milagros,
Me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
Me pretendes casta
(Dios te lo perdone),
¡Me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
Vete a la montaña;
Límpiate la boca;
Vive en las cabañas;
Toca con las manos
La tierra mojada;
Alimenta el cuerpo
Con raíz amarga;
Bebe de las rocas;
Duerme sobre escarcha;
Renueva tejidos
Con salitre y agua;
Habla con los pájaros
Y lévate al alba.
Y cuando las carnes
Te sean tornadas,
Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca,
Preténdeme nívea,
Preténdeme casta.



Baby's In Black (Circus Krone-Bau) - The Beatles (Live, 1966)




miércoles, 21 de septiembre de 2016

martes, 6 de septiembre de 2016

¿Qué pájaro querría hacer nido...? - Carolina Esses

¿Qué pájaro querría hacer nido

en medio de la flor del cardo
por más rosadas o azules
que sean sus agujas?
Un pájaro pequeño, pienso
lo suficientemente pequeño
como para no conocer
todavía el dolor.
Jamás vi un pichón posarse
sobre esas flores.
Sin embargo me ocupo de cortar
las que nacen en los cardos de mi jardín.
No es fácil. Hace falta cierto empeño.
Ignorar tu mirada de reprobación.
Como si no entendieras lo importante
que es salvar al hipotético pájaro
de la pena; como si no supieras
que espero un niño
del tamaño de un pájaro
para el comienzo del verano.


Carolina Esses



Mañana se presenta Versiones del paraíso (Colección Pez Náufrago, Ediciones del Dock), libro del que forma parte este poema y otros que me encantan.

Entrada libre y gratuita.





miércoles, 31 de agosto de 2016

Borges en Libro de sueños (Coleridge)


LA PRUEBA

Si un hombre atravesara el Paraíso en un sueño y le dieran una flor como prueba de que había estado ahí, y si al despertar encontrara esa flor en su mano... ¿entonces, qué?

S. T. Coleridge.



lunes, 29 de agosto de 2016

Let be



Let there be love.
Let the beloved be.
Let lovers be.
Let love be.

Let it be.




Construção - Chico Buarque (1971)



Amou daquela vez como se fosse a última
Beijou sua mulher como se fosse a última
E cada filho seu como se fosse o único
E atravessou a rua com seu passo tímido
Subiu a construção como se fosse máquina
Ergueu no patamar quatro paredes sólidas
Tijolo com tijolo num desenho mágico
Seus olhos embotados de cimento e lágrima
Sentou pra descansar como se fosse sábado
Comeu feijão com arroz como se fosse um príncipe
Bebeu e soluçou como se fosse um náufrago
Dançou e gargalhou como se ouvisse música
E tropeçou no céu como se fosse um bêbado
E flutuou no ar como se fosse um pássaro
E se acabou no chão feito um pacote flácido
Agonizou no meio do passeio público
Morreu na contramão atrapalhando o tráfego

Amou daquela vez como se fosse o último
Beijou sua mulher como se fosse a única
E cada filho seu como se fosse o pródigo
E atravessou a rua com seu passo bêbado
Subiu a construção como se fosse sólido
Ergueu no patamar quatro paredes mágicas
Tijolo com tijolo num desenho lógico
Seus olhos embotados de cimento e tráfego
Sentou pra descansar como se fosse um príncipe
Comeu feijão com arroz como se fosse o máximo
Bebeu e soluçou como se fosse máquina
Dançou e gargalhou como se fosse o próximo
E tropeçou no céu como se ouvisse música
E flutuou no ar como se fosse sábado
E se acabou no chão feito um pacote tímido
Agonizou no meio do passeio náufrago
Morreu na contramão atrapalhando o público

Amou daquela vez como se fosse máquina
Beijou sua mulher como se fosse lógico
Ergueu no patamar quatro paredes flácidas
Sentou pra descansar como se fosse um pássaro
E flutuou no ar como se fosse um príncipe
E se acabou no chão feito um pacote bêbado
Morreu na contra-mão atrapalhando o sábado

Por esse pão pra comer, por esse chão prá dormir
A certidão pra nascer e a concessão pra sorrir
Por me deixar respirar, por me deixar existir,
Deus lhe pague

Pela cachaça de graça que a gente tem que engolir
Pela fumaça e a desgraça, que a gente tem que tossir
Pelos andaimes pingentes que a gente tem que cair,
Deus lhe pague

Pela mulher carpideira pra nos louvar e cuspir
E pelas moscas bicheiras a nos beijar e cobrir
E pela paz derradeira que enfim vai nos redimir,
Deus lhe pague



sábado, 30 de julio de 2016

Menlove Ave - John Lennon (álbum al cuidado de Yoko Ono, publicado en 1986)



El álbum está compuesto, en su primera parte, de canciones descartadas de las sesiones de grabación de Rock 'n'Roll, producidas junto a Phil Spector a mediados de 1973. La segunda parte incluye ensayos grabados a mediados de 1974 para el álbum Walls and Bridges.
El título hace referencia al primer hogar de Lennon, 251 Menlove Avenue, en Liverpool. Menlove Avenue es una larga calle del sur de la ciudad y conforma parte de la red de carreteras que la rodea. Aunque es también zona residencial, figura como una carretera principal.
El diseño del álbum fue producido por el artista Andy Warhol, meses antes de que falleciera en 1987.
Menlove Ave. alcanzaría el puesto #127 en las listas de Billboard, convirtiéndose en el álbum menos exitoso de la carrera musical de Lennon. En el Reino Unido no entraría en las listas de éxitos.

Fuente de información: Wikipedia.


martes, 26 de julio de 2016

Yoko Ono - Dream come true (retrospectiva 1966-2016)


En Dream come true (muestra de Yoko Ono en el malba) sentí que Yoko invita a poner el cuerpo y a participar activamente, de manera pacífica siempre. Hace reflexionar desde los diferentes sentidos. Propone hacer obras y acciones pensadas y sentidas cada día, sin perder la capacidad de observar, escuchar y valorar el momento. Compañía, interacción, desde lo más sensible.


















jueves, 21 de julio de 2016

Juan López y John Ward - Jorge Luis Borges



Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en distintos países,
cada uno provisto de lealtades,
de queridas memorias,
de un pasado sin duda heroico,
de derechos,
de agravios,
de una mitología peculiar,
de próceres de bronce,
de aniversarios,
de demagogos y de símbolos.
Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras.
López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil;
Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown.
Había estudiado castellano para leer el Quijote.
El otro profesaba el amor de Conrad,
que le había sido revelado en una aula de la calle Viamonte.
Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara,
en unas islas demasiado famosas,
y cada uno de los dos fue Caín,
y cada uno, Abel.
Los enterraron juntos.
La nieve y la corrupción los conocen.
El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.


Jorge Luis Borges
Este poema se publicó por primera vez en el Suplemento Cultura y Nación de Clarín, el 26 de agosto de 1982.




El golem - Jorge Luis Borges


Si (como afirma el griego en el Cratilo)
el nombre es arquetipo de la cosa
en las letras de 'rosa' está la rosa
y todo el Nilo en la palabra 'Nilo'.

Y, hecho de consonantes y vocales,
habrá un terrible Nombre, que la esencia
cifre de Dios y que la Omnipotencia
guarde en letras y sílabas cabales.

Adán y las estrellas lo supieron
en el Jardín. La herrumbre del pecado
(dicen los cabalistas) lo ha borrado
y las generaciones lo perdieron.

Los artificios y el candor del hombre
no tienen fin. Sabemos que hubo un día
en que el pueblo de Dios buscaba el Nombre
en las vigilias de la judería.

No a la manera de otras que una vaga
sombra insinúan en la vaga historia,
aún está verde y viva la memoria
de Judá León, que era rabino en Praga.

Sediento de saber lo que Dios sabe,
Judá León se dio a permutaciones
de letras y a complejas variaciones
y al fin pronunció el Nombre que es la Clave,

la Puerta, el Eco, el Huésped y el Palacio,
sobre un muñeco que con torpes manos
labró, para enseñarle los arcanos
de las Letras, del Tiempo y del Espacio.

El simulacro alzó los soñolientos
párpados y vio formas y colores
que no entendió, perdidos en rumores
y ensayó temerosos movimientos.

Gradualmente se vio (como nosotros)
aprisionado en esta red sonora
de Antes, Después, Ayer, Mientras, Ahora,
Derecha, Izquierda, Yo, Tú, Aquellos, Otros.

(El cabalista que ofició de numen
a la vasta criatura apodó Golem;
estas verdades las refiere Scholem
en un docto lugar de su volumen.)

El rabí le explicaba el universo
"esto es mi pie; esto el tuyo, esto la soga."
y logró, al cabo de años, que el perverso
barriera bien o mal la sinagoga.

Tal vez hubo un error en la grafía
o en la articulación del Sacro Nombre;
a pesar de tan alta hechicería,
no aprendió a hablar el aprendiz de hombre.

Sus ojos, menos de hombre que de perro
y harto menos de perro que de cosa,
seguían al rabí por la dudosa
penumbra de las piezas del encierro.

Algo anormal y tosco hubo en el Golem,
ya que a su paso el gato del rabino
se escondía. (Ese gato no está en Scholem
pero, a través del tiempo, lo adivino.)

Elevando a su Dios manos filiales,
las devociones de su Dios copiaba
o, estúpido y sonriente, se ahuecaba
en cóncavas zalemas orientales.

El rabí lo miraba con ternura
y con algún horror. '¿Cómo' (se dijo)
'pude engendrar este penoso hijo
y la inacción dejé, que es la cordura?'

'¿Por qué di en agregar a la infinita
serie un símbolo más? ¿Por qué a la vana
madeja que en lo eterno se devana,
di otra causa, otro efecto y otra cuita?'

En la hora de angustia y de luz vaga,
en su Golem los ojos detenía.
¿Quién nos dirá las cosas que sentía
Dios, al mirar a su rabino en Praga?


Escrito en 1958 y publicado en su libro El otro, el mismo (1964).

https://www.youtube.com/watch?v=WaEAOCTAu9c


Poema de los dones - Jorge Luis Borges (1960)


Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
que soy el otro, el muerto, que habrá dado
los mismos pasos en los mismos días.

¿Cuál de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una pálida ceniza vaga
que se parece al sueño y al olvido.



Jorge Luis Borges (1899-1986) Bibliografía poética



Bibliografía poética de Jorge Luis Borges

Fervor de Buenos Aires (1923)
Luna de enfrente (1925)
Cuaderno San Martín (1929)
El hacedor (1960)
El otro, el mismo (1964)
Para las seis cuerdas (1965)
Elogio de la sombra (1969)
El oro de los tigres (1972)
La rosa profunda (1975)
La moneda de hierro (1976)
Historia de la noche (1977)
La cifra (1981)
Los conjurados (1985)



miércoles, 20 de julio de 2016

dijo Carlos Gorostiza (1920-2016)


“¿Qué es la juventud? Si la sangre anda bien, importa que la cabeza de uno esté ubicada en el hoy".

Carlos Gorostiza (dramaturgo argentino)





lunes, 6 de junio de 2016

Five leaves left - Nick Drake (1969)



1. Time Has Told Me
2. River Man
3. Three Hours
4. Way to Blue
5. Day is Done
6. Cello Song
7. The Thoughts of Mary Jane
8. Man in a Shed
9. Fruit Tree
10. Saturday Sun




martes, 31 de mayo de 2016

The Kiss of the Muse / El beso de la musa - Paul Cezanne (óleo, 1860)







"take off the past"



"Take off the helmet" she said,
"I can't" I said, "What if I crash?"
"We're in bed" she said
"And take off your jacket",
"I can't" I said, "I'll be cold"
"I have my arms around you" she said
"and take off your shoes" she said,
"I can't" I said, "what if i need to run?"
"I love you" she said "take off the past".


Tom Scytale




viernes, 27 de mayo de 2016

Pilar - Por Martina Benitez Vibart


Nuestros diálogos más importantes
aparecen sin buscarlos, como esas madrugadas
cuando la despertaba por mis pesadillas
o más adelante ella me contaba sus sueños.

No escuchaba mi voz interior
dice, mientras calienta leche para el café
y pone pan a tostar.
No hay que aceptar lo inaceptable.

Observo la panza
de la primera de los seis
en compartir su obra.




Through the Looking-Glass, and What Alice Found There (Lewis Carroll) - Fragmento original y traducción propia



"Do you hear the snow against the window-panes, Kitty? How nice and soft it sounds! Just as if some one was kissing the window all over outside. I wonder if the snow loves the trees and fields, that it kisses them so gently? And then it covers them up snug, you know, with a white quilt; and perhaps it says, 'Go to sleep, darlings, till the summer comes again.' And when they wake up in the summer, Kitty, they dress themselves all in green, and dance about -- whenever the wind blows -- oh, that's very pretty!" cried Alice, dropping the ball of worsted to clap her hands. "And I do so wish it was true! I'm sure the woods look sleepy in the autumn, when the leaves are getting brown."

Chapter One: Looking Glass House
Online source: http://www.victorianweb.org/authors/carroll/zrd/1.htm




"¿Escuchas la nieve contra los ventanales, Kitty? ¡Qué lindo y suave suena! Tal como si alguien estuviera besando la ventana afuera. Me pregunto si la nieve ama a los árboles y los campos, que los besa tan sutilmente. Y luego los cubre cálida, sabes, con una cobertura blanca; y tal vez dice 'Vayan a dormir, queridos, hasta que el verano esté de vuelta.' Y cuando despiertan en el verano, Kitty, se visten por sí mismos de verde, y bailan alrededor - cuando sea que el viento sopla - ¡oh, eso es muy bonito!' exclamó Alice, dejando caer la madeja de lana para aplaudir. "¡Y sí que deseo que fuera verdad! Estoy segura de que los bosques lucen adormecidos en otoño, cuando las hojas se están volviendo marrones."


Traducción propia. Martina Benitez Vibart




jueves, 12 de mayo de 2016

Universal Soldier - Buffy Sainte-Marie (1964) covered by Donovan (1965 / 2007)




"Universal Soldier" es una canción escrita y grabada por la canta-autora canadiense Buffy Sainte-Marie, que fue lanzada en el álbum debut de Sainte-Marie It's My Way! en 1964. "Universal Soldier" no fue un hit popular en su lanzamiento, pero sí adquirió reconocimiento en la comunidad contemporánea folk. Fue un hit un año después, cuando Donovan la versionó. 








viernes, 6 de mayo de 2016

Peter Greenaway en Buenos Aires - "El cine ha muerto - Larga vida al cine"


"Cuando pasás de la primaria a la secundaria, el maestro te dice: “Olvidate de los crayones y los lápices, es hora de ponerse serios”, porque la educación está basada en textos y por eso todos somos muy sofisticados a la hora de manejar textos. Pero la habilidad de pintar o dibujar la perdés a los 9, 11 años y tenés que vivir hasta los 70 u 80 años sin eso. Es decir que nos pasamos casi toda la vida sin vincularnos con las imágenes. ¿Y eso no nos empobrece? Es muy triste. Es el sistema educativo el que nos hace analfabetos visuales. Pulimos constantemente nuestra habilidad de comunicar a través de textos, ¿pero estudiamos arte, diseño o arquitectura? ¿Entonces qué sabemos acerca de las imágenes, si no estamos entrenados para eso?"






lunes, 2 de mayo de 2016

Cuanto puedas - Constantino Cavafis


Y si no puedes hacer tu vida como la quieres,
en esto esfuérzate al menos
cuanto puedas: no la envilezcas
en el contacto excesivo con la gente,
en demasiados trajines y conversaciones.

No la envilezcas llevándola,
trayéndola a menudo y exponiéndola
a la torpeza cotidiana
de las compañías y las relaciones,
hasta que llegue a ser pesada como una extraña.


Versión de Miguel Castillo Didier

Compartido (hace unos días) por Hugo Zonáglez en el Facebook



miércoles, 13 de abril de 2016

A algunos les gusta la poesía - Wislawa Szymborska


A algunos,
es decir, no a todos.
Ni siquiera a los más, sino a los menos.
Sin contar las escuelas, donde es obligatoria,
y a los mismos poetas,
serán dos de cada mil personas.

Les gusta,
como también les gusta la sopa de fideos,
como les gustan los cumplidos y el color azul,
como les gusta la vieja bufanda,
como les gusta salirse con la suya,
como les gusta acariciar al perro.

La poesía,
pero qué es la poesía.
Más de una insegura respuesta
se ha dado a esta pregunta.
Y yo no sé, y sigo sin saber, y a esto me aferro
como a un oportuno pasamanos.


de Fin y principio, 1993
Traducción de Gerardo Beltrán, David A. Carrión y Abel A. Murcia.


Wislawa Szymborska (Polonia, 1923-2012)





miércoles, 6 de abril de 2016

In the Sun - Joseph Arthur (performed by Coldplay + Michael Stipe)








I picture you in the sun wondering what went wrong
And falling down on your knees asking for sympathy
And being caught in between all you wish for and all you seen
And trying to find anything you can feel that you can believe in

[Hook]
Always
May gods love be with you
Always, always
May gods love be with you

[Verse 2]
I know I would apologize if I could see your eyes
Cause when you showed me myself, you know, I became someone else
But I was caught in between all you wish for and all you need
I picture you fast asleep
A nightmare comes
But you can't keep awake

[Chorus] (x2)

[Bridge]
Cause if I find
If I find my own way
How much will I find? (3x)
I'll find you
You
I'll find you
You

[Verse 3]
Oh I don't know anymore
What it's for
I'm not even sure
If there is anyone
Who is in the sun
Will you help me to understand
Cause I been caught in between all I wish for and all I need
Maybe you're not even sure
What it's for
Anymore than me

[Chorus] (x2)

[Outro]
Cause if I find
If I find my own way
How much will I find? (x3)
I'll find you
You
I'll find you
You
I'll find you
You
I'll find you
You



martes, 5 de abril de 2016

Hallazgo de hoy: New North Press


Hoy, a partir de una publicación de Prensa La Libertad, que estuvo en Londres estos días, descubrí el Instagram de New North Press, una imprenta muy copada radicada en esa ciudad: https://www.instagram.com/newnorthpress/
A su vez, tengo una amiga que se fue a vivir a Londres hace unos días, y todo esto me lleva a pensar en la gran ciudad, en Portobello, Piccadilly, Camden, The Beatles, Shakespeare, entre muchas imágenes, momentos y palabras que acompañan mis días con buenos aires...




Una foto publicada por Graham, Richard & Beatrice (@newnorthpress) el


Una foto publicada por Graham, Richard & Beatrice (@newnorthpress) el





jueves, 31 de marzo de 2016

dijo Miguel de Cervantes Saavedra


En las cortesías antes se ha de pecar por carta de más que de menos.

Miguel de Cervantes Saavedra (Alcalá de Henares, 29 de septiembre de 1547 - Madrid, 22 de abril de 1616)



lunes, 28 de marzo de 2016

La cancionista otoñal - Raúl González Tuñón


En su perfil crepuscular un cierto
íntimo encanto juvenil perdura
así como en la magia del fonógrafo
el antiguo esplendor de su garganta
permanece en el disco y su misterio.
Atrás quedaron sueños, aventuras.

La atmósfera irreal que trasciende del cuarto
sugiere la presencia del duende que vigila
el recóndito cofre en donde guarda
el llamador sutil de los recuerdos.
Atrás quedó el amor; el triunfo, historias.

No está tan sola en su final de otoño,
no está tan sola; a veces conversa con sus muertos
y ya en la buhardilla barroca no hay lugar
para tanta memoria.



En El banco en la plaza: los melancólicos canales del tiempo (Buenos Aires. Losada, 1977).




lunes, 21 de marzo de 2016

La libertad - Raúl González Tuñón


I

De pronto entró la Libertad.

La Libertad no tiene nombre,
no tiene estatua ni parientes.
La Libertad es feroz.
La Libertad es delicada.

La Libertad es simplemente
la Libertad.

Ella se alimenta de muertos.
Los Héroes cayeron por Ella.
Sin angustia no hay Libertad,
sin alegría tampoco.
Entre ambas la Libertad
es el armonioso equilibrio.

Nosotros tenemos vergüenza,
la Libertad no la tiene,
la Libertad anda desnuda.
(Y el señor Jesucristo dijo
que el reino de Dios vendrá
cuando andemos de nuevo desnudos
y no tengamos vergüenza.)

Hermanos, nosotros sabemos,
pero la Libertad no sabe.


II

Hay que ser piedra o pura flor o agua,
conocer el secreto violeta de la pólvora,
haber visto morir delante del relámpago,
conocer la importancia del ajo y el espliego,
haber andado al sol, bajo la lluvia, al frío,
haber visto a un soldado con el fusil ardiente,
cantando, sin embargo, la Libertad querida.

Viva el amor, la vida poderosa,
la muerte creadora de olores penetrantes
y eso porque uno muere y resucita,
la luz sobre los techos de la aurora,
sobre las torres del petróleo,
sobre las azoteas de las parvas,
sobre los mástiles del queso y el vino,
sobre las pirámides del cuero y el pan,
la gente retornando,
una ventana con la bandera en familiar bordado
y la exacta ambulancia, con heridos,
cantando, sin embargo, la Libertad querida.

Hay que ser como el puente necesario,
natural como el lirio, como el toro,
saber llegar al fondo del silencio,
al subsuelo del brote y a la raíz del grito,
hay que haber conocido el miedo y el valor,
haber visto una mano que agita una linterna
de noche, hacia el distante nido de metralla,
hay que haber visto a un muerto cicatrizado y solo
cantando, sin embargo, la Libertad querida.


III

De pronto entró la Libertad.

Estábamos todos dormidos,
algunos bajo los árboles,
otros sobre los ríos,
algunos más entre el cemento,
otros más bajo la tierra.

De pronto entró la Libertad
con una antorcha en la mano.

Estábamos todos despiertos,
algunos con picos y palas,
otros con una pantalla verde,
algunos más entre libros,
otros más arrastrándose, solos.

De pronto entró la Libertad
con una espada en la mano.

Estábamos todos dormidos,
estábamos todos despiertos
y andaban el amor y el odio
más allá de las calaveras.

De pronto entró la Libertad,
no traía nada en la mano.

La Libertad cerró el puño.
¡Ay! Entonces...



sábado, 19 de marzo de 2016

Misión y deber del escritor - Albert Camus. Discurso al recibir el Premio Nobel de Literatura (1957)



Discurso pronunciado por Albert Camus, en Estocolmo, en 1957, al serle conferido el Premio Nobel de Literatura.


Al recibir la distinción con que vuestra libre Academia ha querido honrarme, mi gratitud es tanto más profunda cuanto que yo mido hasta qué punto esa recompensa excede mis méritos personales.

Todo hombre, y con mayor razón todo artista, desea que se reconozca lo que él es o quiere ser. Yo también lo deseo. Pero al conocer vuestra decisión me fue imposible no comparar su resonancia con lo que realmente soy. ¿Cómo un hombre, casi joven todavía, rico sólo de sus dudas, con una obra apenas en desarrollo, habituado a ‘vivir en la soledad del trabajo o en el retiro de la amistad, podría recibir, sin cierta especie de pánico, un galardón que le coloca de pronto, y solo, en plena luz? ¿Con qué estado de espíritu podía recibir ese honor a tiempo que, en tantas partes, otros escritores, algunos entre los más grandes, están reducidos al silencio y cuando, al mismo tiempo, su tierra natal conocer incesantes desdichas?

Sinceramente he sentido esa inquietud, y ese malestar. Para recobrar mi paz interior me ha sido necesario ponerme a tono con un destino harto generoso. Y como era imposible igualarme a él con el solo apoyo de mis méritos, no he hallado nada mejor, para ayudarme, que lo que me ha sostenido a lo largo de mi vida y en las circunstancias más opuestas: la idea que me he forjado de mi arte y de la misión del escritor. Permitidme, aunque sólo sea en prueba de reconocimiento y amistad, que os diga, con la sencillez que me sea posible, cuál es esa idea.

Personalmente, no puedo vivir sin mi arte. Pero jamás he puesto ese arte por encima de toda otra cosa. Por el contrario, si él me es necesario es porque no me separa de nadie, y me permite vivir, tal como soy, al nivel de todos. A mi ver, el arte no es una diversión solitaria. Es un medio de emocionar al mayor número de hombres, ofreciéndoles una imagen privilegiada de dolores y alegrías comunes. Obliga, pues, al artista a no aislarse; le somete a la verdad, a la más humilde y más universal. Y aquellos que muchas veces han elegido su destino de artistas porque se sentían distintos, aprenden pronto que no podrán nutrir su arte ni su diferencia más que confesando su semejanza con todos.

El artista se forja en ese perpetuo ir y venir de sí mismo a los demás, equidistante entre la belleza, sin la cual no puede vivir, y la comunidad, de la cual no puede desprenderse. Por eso, los verdadero artistas no desdeñan nada; se obligan a comprender en vez de juzgar. Y si han de tomar un partido en este mundo, sólo puede ser de una sociedad en la que, según la gran frase de Nietzsche, no ha de reinar el juez sino el creador, sea trabajador o intelectual.

Por lo mismo, el papel de escritor es inseparable de difíciles deberes. Por la definición no puede ponerse al servicio de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la sufren. Si no lo hiciera, quedaría solo, privado hasta de su arte. Todos los ejércitos de la tiranía, con sus millones de hombres, no le arrancarán de la soledad, aunque consienta en acomodarse a su paso y, sobre todo, si en ello consiente. Pero el silencio de un prisionero desconocido, abandonado a las humillaciones en el otro extremo del mundo basta para sacar al escritor de su soledad, cada vez, al menos, que logra, en medio de los privilegios de su libertad, no olvidar ese silencio, y trata de recogerlo y reemplazarlo, para hacerlo valer mediante todos los recurso del arte.

Ninguno de nosotros es lo bastante grande para semejante vocación. Pero en todas las circunstancias de su vida, obscuro o provisionalmente célebre, aherrojado por la tiranía o libre poder expresarse, el escritor puede encontrar el sentimiento de una comunidad viva, que le justificará sólo a condición de que acepte, tanto como pueda, las dos tareas que constituyen la grandeza de su oficio: el servicio de la verdad, y el servicio de la libertad. Y pues su vocación es agrupar el mayor número posible de hombres, no puede acomodarse a la servidumbre que, donde reina, hace proliferar las soledades. Cualesquiera que sean nuestras flaquezas personales, la nobleza de nuestro oficio arraigará siempre en dos imperativos difíciles de mantener: la negativa a mentir respecto de lo que se sabe y la resistencia a la opresión.

Durante más de veinte años de una historia demencial, perdido sin recurso, como todos los hombres de mi edad, en las convulsiones del tiempo, sólo me ha sostenido el sentimiento hondo de que escribir es hoy un honor, porque ese acto obliga, y obliga a algo más que a escribir. Me obligaba, especialmente, tal como yo era y con arreglo a mis fuerzas, a compartir, con todos los que vivían mi misma historia, la desventura y la esperanza. Esos hombres nacidos al comienzo de la primera guerra mundial, que tenían veinte años a tiempo de instaurarse, a la vez, el poder hitleriano y los primeros procesos revolucionarios, Y que para completar su educación se vieron enfrentados luego a la guerra de España, la segunda guerra mundial, el universo de los campos de concentración, la Europa de la tortura y de las prisiones, se ven hoy obligados a orientar sus hijos y sus obras en un mundo amenazado de destrucción nuclear. Supongo que nadie pretenderá pedirles que sean optimistas. Hasta llego a pensar que debemos ser comprensivos, sin dejar de luchar contra ellos, con el error de los que, por un exceso de desesperación han reivindicado el derecho al deshonor y se han lanzado a los nihilismos de la época. Pero sucede que la mayoría de entre nosotros, en mi país y en el mundo entero, han rechazado el nihilismo y se consagran a la conquista de una legitimidad.

Les ha sido preciso forjarse un arte de vivir para tiempos catastróficos, a fin de nacer una segunda vez y luchar luego, a cara descubierta, contra el instinto de muerte que se agita en nuestra historia.

Indudablemente, cada generación se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no podrá hacerlo. Pero su tarea es quizás mayor. Consiste en impedir que el mundo se deshaga. Heredera de una historia corrompida —en la que se mezclan las revoluciones fracasadas, las técnicas enloquecidas, los dioses muertos, y las ideologías extenuadas; en la que poderes mediocres, que pueden hoy destruirlo todo, no saben convencer; en la que la inteligencia se humilla hasta ponerse al servicio del odio y de la opresión—, esa generación ha debido, en si misma y a su alrededor, restaurar, partiendo de amargas inquietudes, un poco de lo que constituye la dignidad de vivir y de morir. Ante un mundo amenazado de desintegración, en el que nuestros grandes inquisidores arriesgan establecer para siempre el imperio de la muerte, sabe que debería, en una especie de carrera loca contra el tiempo, restaurar entre las naciones una paz que no sea la de servidumbre, reconciliar de nuevo el trabajo y la cultura, y reconstruir con todos los hombres una nueva Arca de la alianza.
No es seguro que esta generación pueda al fin cumplir esa labor inmensa, pero lo cierto sí es que, por doquier en el mundo, tiene ya hecha, y la mantiene, su doble apuesta en favor de la verdad y de la libertad y que, llegado el momento, sabe morir sin odio por ella.
Es esta generación la que debe ser saludada y alentada dondequiera que se halle y, sobre todo, donde se sacrifica. En ella, seguro de vuestra profunda aprobación, quisiera yo declinar hoy el honor que acabáis de hacerme.

Al mismo tiempo, después de expresar la nobleza del oficio de escribir, querría yo situar al escritor en su verdadero lugar, sin otros títulos que los que comparte con sus compañeros, de lucha, vulnerable pero tenaz, injusto pero apasionado de justicia, realizando su obra sin vergüenza ni orgullo, a la vista de todos; atento siempre al dolor y a la belleza; consagrado en fin, a sacar de su ser complejo las creaciones que intenta levantar, obstinadamente, entre el movimiento destructor de la historia.

¿Quién, después de eso, podrá esperar que él presente soluciones ya hechas, y bellas lecciones de moral? La verdad es misteriosa, huidiza, y siempre hay que tratar de conquistarla. La libertad es peligrosa, tan dura de vivir, como exaltante. Debemos avanzar hacia esos dos fines, penosa pero resueltamente, descontando por anticipado nuestros desfallecimientos a lo largo de tan dilatado camino. ¿Qué escritor osaría, en conciencia, proclamarse orgulloso apóstol de virtud? En cuanto a mi, necesito decir una vez más que no soy nada de eso. Jamás he podido renunciar a la luz, a la dicha de ser, a la vida libre en que he crecido. Pero aunque esa nostalgia explique muchos de mis errores y de mis faltas, indudablemente ella me ha ayudado a comprender mejor mi oficio y también a mantenerme, decididamente, al lado de todos esos hombres silenciosos, que no soportan en el mundo la vida que les toca vivir más que por el recuerdo de breves y libres momentos de felicidad, y por la esperanza de volverlos a vivir.

Reducido así a lo que realmente soy, a mis verdaderos límites, a mis dudas y también a mi fe difícil, me siento más libre para destacar, al concluir, la magnitud y generosidad de la distinción que acabáis de hacerme. Más libre también para deciros que quisiera recibirla como homenaje rendido a todos los que, participando el mismo combate, no han recibido privilegio alguno y, en cambio, han conocido desgracias y persecuciones. Sólo me resta daros las gracias, desde el fondo de mi corazón, y haceros públicamente, en prenda de personal gratitud, la misma y vieja promesa de fidelidad que cada verdadero artista se hace a sí mismo, silenciosamente, todos los días.


Traducción de José Ballester-Gozalvo



viernes, 18 de marzo de 2016

Diana Bellessi, en La pequeña voz del mundo (Ed. Taurus, 2011)

7

¿Cuál es el miedo a la poesía? La hija subversiva y díscola de la lengua, con una pirueta de exceso y una demanda de pureza. Su acción es regenerativa, ‘naciendo, nacida siempre’, diría Eckhart. El poema nace en la violenta y amorosa acción que reclama a la lengua volver a hablar. Es por eso la poesía su hija pródiga. Revisa las leyes ordenadoras estancadas en la costumbre o en la hábil manipulación que intenta volverla un instrumento de domesticación, una cueva del mentir, una herramienta de poder para la explotación y la muerte. La emoción personal, herida, amordazada por vastos procesos de socialización non sanctos, se expresa aquí, y se desliga de condiciones como suelen hacerlo los versitos en la cancha o en las marchas cuando la ideología retrocede y el significante avanza, y este movimiento produce un temblor, una sensación de pérdida de la tranquilidad o de estar extraviados en la producción de un acto creativo sobre el que nadie tiene un control total. Ritmo y significado apelan al temblor del otro, a su inalienable poder creador.

Comunicación entendida como comunión. Cómo no habría de temérsele a algo tan deseado y tan prohibido. Le temen los poetas mientras lo buscan y escriben; le teme el lector, a quien han intentado masacrar con aquello de la letra con la sangre entra; le temen las clases que dominan y sus instituciones de control; y las empresas de dinero, las que regulan y administran qué libros, qué voces llegan al lector, las que optaron largamente por la marginación de la poesía y aún lo hacen, aunque escucho aquel murmullo nuevo, aquella atención hacia el bocadito que se les escapa y molesta, capaz de resistir al autoritarismo y la masacre, al nuevo orden económico y a la tentación de ser bocado digerido porque de hacerlo perdería el género, es decir, la razón de ser, la realidad de la poesía.

Si devoran revoluciones y devoran vidas, ¿por qué no hacerlo con la hija díscola? Siempre lo han intentado con el arte, volverlo objeto de consumo, volverlo mudo. Sin embargo, lo salva su rechazo a la mediación, su reclamo por la cosa, aceptando sólo los artificios mínimos de representación y aun poniéndolos en duda constantemente. La cosa es el alma humana que reclama independencia y derecho a sentir, a expresar su relación con otros seres y con el mundo entero. Donde algo se entiende y algo se escapa, donde algo se universaliza y algo es recinto misterioso de la propia interpretación. La poesía vuelve a vivir en la lectura siempre nueva de cada nuevo lector que se arriesga a mirar en las profundidades de su propia intimidad.



Diana Bellessi, en La pequeña voz del mundo (Ed. Taurus, 2011) 



jueves, 17 de marzo de 2016

William Carlos Williams (fragmento de Asphodel)

  It is difficult
to get the news from poems
         yet men die miserably every day
                     for lack
of what is found there.


  Es difícil
encontrar noticias en poemas
         sin embargo hombres mueren miserablemente todos los días
                     por falta
de lo que se encuentra ahí.


Traducción propia.
En el poema "Asphodel, That Greeny Flower." Collected Poems. NY: New Directions, 1962.




martes, 15 de marzo de 2016

dijo Einstein

"Great spirits have always encountered violent opposition from mediocre minds."

"Los grandes espíritus siempre se han encontrado con la violenta oposición de mentes mediocres".

Albert Einstein (1879-1955)


viernes, 11 de marzo de 2016

Give All To Love - Ralph Waldo Emerson


Give all to love;
Obey thy heart;
Friends, kindred, days,
Estate, good fame,
Plans, credit, and the muse;
Nothing refuse.

'Tis a brave master,
Let it have scope,
Follow it utterly,
Hope beyond hope;
High and more high,
It dives into noon,
With wing unspent,
Untold intent;
But 'tis a god,
Knows its own path,
And the outlets of the sky.
'Tis not for the mean,
It requireth courage stout,
Souls above doubt,
Valor unbending;
Such 'twill reward,
They shall return
More than they were,
And ever ascending.

Leave all for love;—
Yet, hear me, yet,
One word more thy heart behoved,
One pulse more of firm endeavor,
Keep thee to-day,
To-morrow, for ever,
Free as an Arab
Of thy beloved.
Cling with life to the maid;
But when the surprise,
Vague shadow of surmise,
Flits across her bosom young
Of a joy apart from thee,
Free be she, fancy-free,
Do not thou detain a hem,
Nor the palest rose she flung
From her summer diadem.

Though thou loved her as thyself,
As a self of purer clay,
Tho' her parting dims the day,
Stealing grace from all alive,
Heartily know,
When half-gods go,
The gods arrive.



jueves, 10 de marzo de 2016

WILLIAM BLAKE (1757-1827)

The Divine Image
BY WILLIAM BLAKE

To Mercy, Pity, Peace, and Love
All pray in their distress;
And to these virtues of delight
Return their thankfulness.

For Mercy, Pity, Peace, and Love
Is God, our father dear,
And Mercy, Pity, Peace, and Love
Is Man, his child and care.

For Mercy has a human heart,
Pity a human face,
And Love, the human form divine,
And Peace, the human dress.

Then every man, of every clime,
That prays in his distress,
Prays to the human form divine,
Love, Mercy, Pity, Peace.

And all must love the human form,
In heathen, Turk, or Jew;
Where Mercy, Love, and Pity dwell
There God is dwelling too.


Source: http://www.poetryfoundation.org/poem/172912








lunes, 7 de marzo de 2016

El despertar - Alejandra Pizarnik

                                                      A León Ostrov

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo



De "Las aventuras perdidas" 1958

Fuente online: A media voz



sábado, 5 de marzo de 2016

Truman Capote (en El arpa de hierba)


-Estábamos hablando del amor. Una hoja, un puñado de simiente... empieza con eso, aprende un poco lo que es el amor. Primero una hoja, la caída de la lluvia, después alguien que pueda recibir lo que la hoja te enseñó, lo que maduró la lluvia. No es un proceso fácil, compréndelo: puede exigir toda una vida, como me ocurrió a mí, y aún no he logrado dominarlo ni creo que lo haga nunca. Solo sé esta verdad tan grande: que el amor es una cadena de amor, del mismo modo que la naturaleza es una cadena de vida.


Truman Capote, en El arpa de hierba

Citado por Paula Jiménez España, en Espacios naturales (Bajo la luna, 2009)



viernes, 4 de marzo de 2016

I Go Back to May 1937 - Sharon Olds (Versión en español por Mirta Rosenberg)


I see them standing at the formal gates of their colleges,
I see my father strolling out
under the ochre sandstone arch, the
red tiles glinting like bent
plates of blood behind his head, I
see my mother with a few light books at her hip
standing at the pillar made of tiny bricks,
the wrought-iron gate still open behind her, its
sword-tips aglow in the May air,
they are about to graduate, they are about to get married,
they are kids, they are dumb, all they know is they are
innocent, they would never hurt anybody.
I want to go up to them and say Stop,
don’t do it—she’s the wrong woman,
he’s the wrong man, you are going to do things
you cannot imagine you would ever do,
you are going to do bad things to children,
you are going to suffer in ways you have not heard of,
you are going to want to die. I want to go
up to them there in the late May sunlight and say it,
her hungry pretty face turning to me,
her pitiful beautiful untouched body,
his arrogant handsome face turning to me,
his pitiful beautiful untouched body,
but I don’t do it. I want to live. I
take them up like the male and female
paper dolls and bang them together
at the hips, like chips of flint, as if to
strike sparks from them, I say
Do what you are going to do, and I will tell about it.


Sharon Olds, “I Go Back to May 1937” from Strike Sparks: Selected Poems 1980-2002. Copyright © 2004 by Sharon Olds. Used by permission of Alfred A. Knopf, an imprint of the Knopf Doubleday Publishing Group, a division of Random House LLC. All rights reserved.

Source: Strike Sparks: Selected Poems 1980-2002 (Alfred A. Knopf, 2004)

Fuente del poema: Poetry Foundation


RETROCEDO A MAYO DE 1937
(Versión por Mirta Rosenberg)

los veo de pie en la formal entrada de sus universidades,
veo a mi padre salir despreocupadamente
por el arco de arenisca ocre, las tejas
rojas que brillan como curvos
platos de sangre detrás de su cabeza, veo
a mi madre que carga unos pocos libros livianos
de pie junto a la columna hecha de ladrillos diminutos con
las puertas de hierro forjado aún abiertas a su espalda, sus
remates de lanza negros en el aire de mayo,
están a punto de graduarse, están a punto de casarse,
son niños, son tontos, lo único que saben es que son
inocentes, jamás le harían daño a nadie,
deseo acercarme a ellos y decirles Deténganse,
no lo hagan...ella es la mujer equivocada,
él es el hombre equivocado, van a hacer cosas
que no pueden imaginar que alguna vez harían,
van a hacerles cosas malas a sus hijos,
van a sufrir de una manera de la que jamás oyeron hablar,
van a desear morirse. Yo deseo
acercarme a ellos allí en la última luz de mayo y decirles,
el rostro ávido bonito y vacio de ella vuelto hacia mí,
su lastimoso bello cuerpo intocado,
el rostro apuesto arrogante y ciego de él vuelto hacia mí,
su lastimoso cuerpo bello intocado,
pero no lo hago. Quiero vivir. Los
levanto como a muñecos de papel
hombre y mujer y los froto entre sí con fuerza
a la altura de las caderas como astillas de pedernal
como para sacar de ellas una chispa, digo
Hagan lo que están por hacer, y yo se los contaré todo.


Fuente de la versión en español: Blog La trampera



martes, 1 de marzo de 2016

Tributo a David Bowie por Annie Lennox, Gary Oldman, la banda de Bowie y Lorde (cantautora neozelandesa)



(se pueden configurar los subtítulos al español, en el extremo inferior derecho del video)


El apretón / The Clasp - Sharon Olds / Traducción de Inés Garland e Ignacio Di Tullio


Ella tenía cuatro, él tenía uno. Estaba lloviendo, estábamos resfriados,
habíamos estado dos semanas seguidas en el departamento,
la agarré para que no lo empujara de
cara al piso, otra vez, y cuando le agarré
la muñeca la apreté, ferozmente, por un par
de segundos, para impresionarla,
para lastimarla, nuestra querida hija mayor, hasta casi
saboreé la sensación punzante del apretón, la
expresión de mi ira, invadiéndola,
“Nunca, nunca más,” el sermón
justiciero junto con el apretón. Pasó muy
rápido ─agarrar, apretar, apretar,
apretar, soltar ─ y al primer exceso
de fuerza, giró su cabeza, como para comprobar
quién era esta, y me vió,
y me miró─ sí, esta era su mamá,
su mamá estaba haciendo esto. Los ojos
oscuros, profundamente abiertos me asimilaron,
me conocía, en el shock del momento
me captó. Esta era su madre, una de los
dos personas que ella más amaba, las dos
que más la amaban, cerca del origen del amor
estaba esto.


The Clasp

She was four, he was one, it was raining, we had colds,
we had been in the apartment two weeks straight,
I grabbed her to keep her from shoving him over on his
face, again, and when I had her wrist
in my grasp I compressed it, fiercely, for a couple
of seconds, to make an impression on her,
to hurt her, our beloved firstborn, I even almost
savored the stinging sensation of the squeezing,
the expression, into her, of my anger,
"Never, never, again," the righteous
chant accompanying the clasp. It happened very
fast-grab, crush, crush,
crush, release-and at the first extra
force, she swung her head, as if checking
who this was, and looked at me,
and saw me-yes, this was her mom,
her mom was doing this. Her dark,
deeply open eyes took me
in, she knew me, in the shock of the moment
she learned me. This was her mother, one of the
two whom she most loved, the two
who loved her most, near the source of love
was this.



(de La habitación sin barrer)
Sharon Olds (San Francisco, EE.UU., 1942)
Traducción de Inés Garland e Ignacio Di Tullio. Con prólogo de Victoria Schcolnik. Gog y Magog, 2016

Fuente del poema en castellano: El mundo incompleto - Blog de Irene Gruss
Fuente del poema en inglés: Poem Hunter