-Mística Artística-



lunes, 28 de marzo de 2016

La cancionista otoñal - Raúl González Tuñón


En su perfil crepuscular un cierto
íntimo encanto juvenil perdura
así como en la magia del fonógrafo
el antiguo esplendor de su garganta
permanece en el disco y su misterio.
Atrás quedaron sueños, aventuras.

La atmósfera irreal que trasciende del cuarto
sugiere la presencia del duende que vigila
el recóndito cofre en donde guarda
el llamador sutil de los recuerdos.
Atrás quedó el amor; el triunfo, historias.

No está tan sola en su final de otoño,
no está tan sola; a veces conversa con sus muertos
y ya en la buhardilla barroca no hay lugar
para tanta memoria.



En El banco en la plaza: los melancólicos canales del tiempo (Buenos Aires. Losada, 1977).




No hay comentarios: