-Mística Artística-



jueves, 19 de marzo de 2015

Rebelión - Por Martina Benitez


Soy frágil,
no soy un dispenser.

Me corre sangre por las venas.

Tampoco soy
una máquina traga-monedas
que te da lo que le pidas.

Puedo dar
lo que me surge.
No tengo
lo que saciaría tu sed.

No soy un dispenser.
Soy una mujer.



Este poema forma parte de Sismo, primer libro de mi autoría, que próximamente podré compartir en versión impresa.



No hay comentarios: