Rilke y la primavera


XXI

La primavera ha vuelto. Como niña
que sabe poesías es la tierra.
Sabe una infinidad... Por el esfuerzo
de este largo aprender recibe un premio.

Duro fue su maestro. Desearíamos
el blanco de la barba de este anciano.
Podemos preguntarle por el nombre
del verde, del azul: ¡Ella lo sabe!

Tierra feliz, de vacaciones, juega
con los niños. Queremos atraparte
y lo hará el más alegre, ¡Oh, tierra alegre!

Cuando el maestro le enseñó, lo múltiple,
cuanto en raíces y torcidos troncos,
está como grabado: ¡Ella lo canta!


En Sonetos a Orfeo (1923)



No hay comentarios: