-Mística Artística-



jueves, 29 de octubre de 2015

Dos cigarrillos / Due sigarette - Por Cesare Pavese (Versión de Jorge Aulicino)



Cada noche es la liberación. Se ven los reflejos
en el asfalto sobre las avenidas que se abren lustrosas al viento.
Cada raro transeúnte tiene una cara y tiene una historia.
Pero a esta hora no hay más cansancio: los miles de faroles
son todos para el que se detiene a raspar un fósforo.

La llamita se apaga sobre el rostro de la mujer
que me ha pedido un fósforo. Se apaga en el viento
y la mujer, desilusionada, me pide un segundo,
que se apaga: la mujer ahora ríe, sin ruido.
Aquí podemos hablar en voz alta y gritar,
que nadie oye. Levantamos las miradas
a las muchas ventanas -ojos apagados que duermen-
y esperamos. La mujer abraza sus hombros
y se lamenta de que ha perdido el chal de colores
que a la noche le hacía de estufa. Pero basta con apoyarse
contra la esquina y el viento no es más que un soplo.
Sobre el asfalto extenuado hay ya una colilla.
Ese chal venía de Río, pero dice la mujer
que está contenta de haberlo perdido, porque me ha encontrado.
Si el chal venía de Río, ha pasado de noche
sobre el océano bañado por la luz del gran transatlántico.
Por cierto, noches de viento. Es el regalo de un marino suyo.
No está más el marino. La mujer susurra
que, si subo con ella, me lo muestra en un retrato,
con ricitos y bronceado. Viajaba en sucios vapores,
y lustraba las máquinas: yo soy más bello.

Sobre el asfalto hay dos colillas. Miramos hacia el cielo:
la ventana allá arriba -me señala la mujer- es la nuestra.
Pero allá no hay estufa. A la noche, los barcos solitarios
tienen pocas luces o solamente las estrellas.
Cruzamos la calle del brazo, jugando a calentarnos.


Cesare Pavese (Santo Stefano Belbo, 1908- Turín, 1950), "Lavorare stanca", Poesie, Mondadori, Milán, 1969
Versión de Jorge Aulicino


Due sigarette

Ogni notte è la liberazione. Si guarda i riflessi
dell'asfalto sui corsi che si aprono lucidi al vento.
Ogni rado passante ha una faccia e una storia.
Ma a quest'ora non c'è più stanchezza: i lampioni a migliaia
sono tutti per chi si sofferma a sfregare un cerino.

La fiammella si spegne sul volto alla donna
che mi ha chiesto un cerino. Si spegne nel vento
e la donna delusa ne chiede un secondo
che si spegne: la donna ora ride sommessa.
Qui possiamo parlare a voce alta e gridare,
che nessuno ci sente. Leviamo gli sguardi
alle tante finestre - occhi spenti che dormono -
e attendiamo. La donna si stringe le spalle
e si lagna che ha perso la sciarpa a colori
che la notte faceva da stufa. Ma basta appoggiarci
contro l'angolo e il vento non è più che un soffio.
Sull'asfalto consunto c'è già un mozzicone.
Questa sciarpa veniva da Rio, ma dice la donna
che è contenta d'averla perduta, perchè mi ha incontrato.
Se la sciarpa veniva da Rio, è passata di notte
sull'oceano inondato di luce dal gran transatlantico.
Certo, notti di vento. E' il regalo di un suo marinaio.
Non c'è più il marinaio. La donna bisbiglia
che, se salgo con lei, me ne mostra il ritratto
ricciolino e abbronzato. Viaggiava su sporchi vapori
e puliva le macchine: io sono più bello.

Sull'asfalto c'è due mozziconi. Guardiamo nel cielo:
la finestra là in alto - mi addita la donna - è la nostra.
Ma lassù non c'è stufa. La notte, i vapori sperduti
hanno pochi fanali o soltanto le stelle.
Traversiamo l'asfalto a braccetto, giocando a scaldarci.


Fuente: http://campodemaniobras.blogspot.com.ar/2010/09/cesare-pavese-barcos-nocturnos.html



martes, 27 de octubre de 2015

La poesía y los imbéciles - Por Aldo Pellegrini (1961)


La poesía tiene una puerta herméticamente cerrada para los imbéciles, abierta de par en par para los inocentes. No es una puerta cerrada con llave o con cerrojo, pero su estructura es tal que, por más esfuerzos que hagan los imbéciles, no pueden abrirla, mientras cede a la sola presencia de los inocentes. Nada hay más opuesto a la imbecilidad que la inocencia. La característica del imbécil es su aspiración sistemática de cierto orden de poder. El inocente, en cambio, se niega a ejercer el poder porque los tiene todos.

Por supuesto, es el pueblo el poseedor potencial de la suprema actitud poética: la inocencia. Y en el pueblo, aquellos que sienten la coerción del poder como un dolor. El inocente, conscientemente o no, se mueve en un mundo de valores (el amor, en primer término), el imbécil se mueve en un mundo en el cual el único valor está dado por el ejercicio del poder.

Los imbéciles buscan el poder en cualquier forma de autoridad: el dinero en primer término, y toda la estructura del estado, desde el poder de los gobernantes hasta el microscópico, pero corrosivo y siniestro poder de los burócratas, desde el poder de la iglesia hasta el poder del periodismo, desde el poder de los banqueros hasta el poder que dan las leyes. Toda esa suma de poder está organizada contra la poesía.

Como la poesía significa libertad, significa afirmación del hombre auténtico, del hombre que intenta realizarse, indudablemente tiene cierto prestigio ante los imbéciles. Es ese mundo falsificado y artificial que ellos construyen, los imbéciles necesitan artículos de lujo: cortinados, bibelots, joyería, y algo así como la poesía. En esa poesía que ellos usan, la palabra y la imagen se convierten en elementos decorativos, y de ese modo se destruye su poder de incandescencia. Así se crea la llamada "poesía oficial", poesía de lentejuelas, poesía que suena a hueco.

La poesía no es más que esa violenta necesidad de afirmar su ser que impulsa al hombre. Se opone a la voluntad de no ser que guía a las multitudes domesticadas, y se opone a la voluntad de ser en los otros que se manifiesta en quienes ejercen el poder.

Los imbéciles viven en un mundo artificial y falso: basados en el poder que se puede ejercer sobre otros, niegan la rotunda realidad de lo humano, a la que sustituyen por esquemas huecos. El mundo del poder es un mundo vacío de sentido, fuera de la realidad. El poeta busca en la palabra no un modo de expresarse sino un modo de participar en la realidad misma. Recurre a la palabra, pero busca en ella su valor originario, la magia del momento de la creación del verbo, momento en que no era un signo, sino parte de la realidad misma. El poeta mediante el verbo no expresa la realidad sino participa de ella misma.

La puerta de la poesía no tiene llave ni cerrojo: se defiende por su calidad de incandescencia. Sólo los inocentes, que tienen el hábito del fuego purificador, que tienen dedos ardientes, pueden abrir esa puerta y por ella penetran en la realidad.

La poesía pretende cumplir la tarea de que este mundo no sea sólo habitable para los imbéciles.

[Publicado en Poesía Nº 9, agosto de 1961]


Aldo Pellegrini: Poeta, ensayista y crítico de arte argentino nacido en Rosario en 1903. Después de cursar sus primeros estudios se trasladó a Buenos Aires en 1922 para graduarse como médico. Es uno de los iniciadores del vanguardismo de su país junto a Enrique Pichon-Rivere, Francisco Madariaga y Enrique Molina, entre otros. Fundador de la revista Qué, nunca ahorró esfuerzos para fomentar todas las actividades relacionadas con el arte y la literatura. Es autor de la «Antología de la poesía surrealista de lengua francesa» 1961, «Antología de la poesía viva latinoamericana» 1966 y de «Panorama de la pintura argentina» en 1965. Entre sus libros de poesía se cuentan: «El muro secreto» en 1949, «La valija de fuego» en 1953, «Construcción de la destrucción» en 1957, «Distribución del silencio» en 1966, y «Escrito para nadie» en 1973. El conjunto de su obra fue editado en 2002 con el título de «La valija de fuego». Murió en 1973.

+info: http://www.elortiba.org/ap.html


lunes, 26 de octubre de 2015

Virginia Woolf, en The Waves (1931) / Cita traducida por Martina Benitez


"But if one day you do not come after breakfast, if one day I see you in some looking-glass perhaps looking after another, if the telephone buzzes and buzzes in your empty room, I shall then, after unspeakable anguish, I shall then - for there is no end to the folly of the human heart - seek another, find another, you. Meanwhile, let us abolish the ticking of time´s clock with one blow. Come closer."

Virginia Woolf, The Waves (1931). Wordsworth Classics


"Pero si un día no venís después del desayuno, si un día te veo en algún espejo tal vez cuidando de otro, si el teléfono suena y suena en tu habitación vacía, deberé entonces, después de indecible angustia, deberé entonces - pues no hay fin para la locura del corazón humano - buscar a otro, encontrar a otro, vos. Mientras tanto, permitámonos abolir el paso del tiempo en el reloj con un soplo. Vení más cerca."

Traducción: Martina Benitez



jueves, 22 de octubre de 2015

dijo Paul Valéry


"Cada átomo de silencio
es la posibilidad de un fruto maduro".

Paul Valéry
En el poema Palma

Citado en La mujer rota, novela escrita por Simone de Beauvoir (1968)



lunes, 19 de octubre de 2015

dijo Ernesto Sábato, en El escritor y sus fantasmas (1963)


"El arte, como el sueño y el mito, es una ontofanía, y se acabó. Pero, de cualquier manera, es una revelación de algo, y no un fin en sí mismo".


Ernesto Sábato, en El escritor y sus fantasmas (1963)


onto- = el ser, como en ontología (del gr. ὄντολογία: ὄν-[on-], ὄντος- [ontos-], el ser y -λογία [-logia], estudiuo o tratado ).
-fanía = manifestación, como en epifanía (del lat. epiphanīa, y éste del gr. ἐπι[epi], sobre y yφάνεια[phaneia], manifestación)

ontofanía como manifestación del ser 



sábado, 17 de octubre de 2015

La verdad, ahora / A verdade, agora (poema por Martina Benitez, traducido al portugués por Andrés Guerrero)


CANOA Oficina de letras compartió un poema, traducido al portugués por Andrés Guerrero (con colaboración de Marina Boccalato Stern)

"Reactivando la poesía, comienza un nuevo ciclo con un poema de Martina Benítez desde Argentina.
Pueden escuchar el poema recitado en éste link: https://www.youtube.com/watch?v=LFkjLmEzI9U

Reativando a poesia, começa um novo ciclo com um poema de Martina Benítez desde a Argentina. Pode-se ouvir o poema recitado neste link: https://www.youtube.com/watch?v=LFkjLmEzI9U




jueves, 15 de octubre de 2015

Para vivir un gran amor - Por Vinicius de Moraes


Para vivir un gran amor se necesita
mucha concentración y mucho tino,
mucha seriedad y poca risa...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor es menester
ser hombre de una sola mujer;
pues serlo de muchas, pucha !
es cosa fácil... no tiene ningún mérito.

Para vivir un gran amor, primero es preciso
consagrarse caballero
y entregarse a su dama por entero,
sea como fuere. Hay que convertir
el cuerpo en una morada donde
se enclaustre a la mujer amada, y luego
apostarse afuera con una espada...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor es urgente,
descartarse al máximo de la gente,
pues en general la gente envidia
el amor profundamente.
Hay que cortar con grupos y boites,
pasar de largo ante los café-societies
y de todas sus tristes marionetas...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor, les digo,
se necesita mucha atención con el "mejor amigo",
que por andar solo se les puede pegar
hasta frustrar el gran amor.
Se necesita muchísimo cuidado
con aquellos que no estén apasionados,
pues quien no lo está se halla siempre
dispuesto a perturbar el gran amor.

Para vivir un gran amor, en realidad,
hay que compenetrarse de la certidumbre
de que no existe amor sin fidelidad...
para vivir un gran amor. Pues quien traiciona
su amor por vanidad desconoce la libertad,
esa inmensa, innombrable libertad
que supone un solo amor.

Para vivir un gran amor, il faut además
de ser fiel, ser buen conocedor del
yudo y del arte culinario...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor perfecto
no basta ser apenas buen sujeto;
es necesario también tener grandes
pectorales, pectorales de remero.
Es preciso mirar siempre a la persona amada
como a la primer enamorada
y a su propia viuda también,
ya amortajada en su amor muerto.

Es muy necesario haber previsto
un crédito de rosas del florista...
mayor, mucho mayor que el de la modista!!
para complacer al gran amor.
Pues lo único que el gran amor quiere
es amor, amor, sin medida;
además un tutuzinho con panceta
hace ganar puntos...

Se ganan puntos sabiendo preparar cositas:
huevos fritos, camarones, sopitas, salsas,
strogonoffs; comiditas para después del amor.
¿Y qué mejor que ir a la cocina
y preparar con amor una gallina
con una rica y sabrosa
farofinha para su gran amor?

Para vivir un gran amor es muy,
muy importante vivir siempre juntos
y hasta ser, en lo posible, un solo difunto,
para no morir de dolor.
Es necesario cuidar permanentemente,
no sólo el cuerpo sino también la mente,
pues la amada acusa cualquier mezquindad
y el amor se enfría un poco.
Hay que ser cortés sin cortesía;
dulce y conciliador sin cobardía;
saber ganar dinero con poesía...
para vivir un gran amor.

Es necesario saber tomar whisky,
no arriesgarse nunca con el mal bebedor!!
y ser impermeable a las habladurías,
con las que el amor, no quiere saber nada.

Pero todo esto no sirve de nada
si en esta oscura y alocada selva
no se supiere hallar a la bien-amada...
para vivir un gran amor.

                          Vinicius de Moraes


Construcción (Chico Buarque) por Fito Páez (en vivo)









martes, 13 de octubre de 2015

He Wishes for the Cloths of Heaven (Él desea las telas del cielo) - William Butler Yeats


He Wishes for the Cloths of Heaven

Had I the heavens’ embroidered cloths,
Enwrought with golden and silver light,
The blue and the dim and the dark cloths
Of night and light and the half-light,
I would spread the cloths under your feet:
But I, being poor, have only my dreams;
I have spread my dreams under your feet;
Tread softly because you tread on my dreams.


Él desea las telas del cielo

Si yo tuviera las telas bordadas del cielo
forjadas con luz de oro y plata,
las azules y las tenues y oscuras telas
de la noche y de la luz y penumbra,
extendería las telas bajo tus pies:
pero al ser pobre, sólo tengo mis sueños;
he extendido mis sueños bajo tus pies;
pisa suavemente porque pisas mis sueños.


William Butler Yeats (Dublín, 1865-Roquebrune-Cap-Martin, Francia, 1939), The Collected Poems of W. B. Yeats,  Macmillan, Nueva York, 1989
Versión: Marina Kohon


Publicado por Jorge Aulicino en http://campodemaniobras.blogspot.com.ar/2015/10/william-butler-yeats-dos-poemas.html


domingo, 11 de octubre de 2015

¿Posibilidades? - Por Santiago Enriquez

"(...)Esas cosas no son. Otra es mi suerte: 
Las vagas horas, la memoria impura, 
el abuso de la literatura 
y en el confín la no gustada muerte."
(Jorge Luis Borges)


¿Posibilidades?

A Martina


Cada forma, color, textura, movimiento del otro lado de la puerta
serán las posibilidades:
transformar, salir, terminar, decidir, cambiar, renovar...

¿...Las posibilidades son infinitas?

En la bocacalle que se aleja, todo se presenta como lo que pudo haber sino
pero que no es:
enamorarse, caminar por un río, una noche en Alemania, las palabras exactas...

¿...Las posibilidades son infinitas?

Me he preguntado si en cada mirada perdida, en cada rostro alejado
habría alguna historia mía:
una amistad, un enemigo, un otro, un amor, un consejero, un deseo...

¿...Las posibilidades son infinitas?

Estoy en esta tarde con tantas imágenes desparramadas en las veredas, perdiéndome
que debo volver a las cosas:
el esfuerzo, esta soledad, estos cuartos de casa, la familia, las esperanzas, mis manos,
las manos que aparecen, el viento que señala que hoy hace frío y que hay que abrigarse.

Nada más.

Ahora bien, ¿las posibilidades son infinitas?



Posibilidades II - Por Santiago Enriquez


No, las posibilidades no son infinitas.


Desear o soñar,

pero no es infinito el realizar.

Dejad toda esperanza,
todo sueño,
y adentrarse en las materias.

Del dolor, la frustración,
del no ser, del servir.

Pero ninguna máquina,
ninguna plataforma,
ni el código podrán reemplazar
lo soñado
lo noblemente construido
desde el pecho
y desde la patria.



miércoles, 7 de octubre de 2015

Coração vagabundo - Caetano Veloso / Gal Costa (1967)


Meu coração não se cansa
De ter esperança
De um dia ser tudo o que quer

Meu coração de criança
Não é só a lembrança
De um vulto feliz de mulher
Que passou por meus sonhos

Sem dizer adeus
E fez dos olhos meus
Um chorar mais sem fim

Meu coração vagabundo
Quer guardar o mundo
Em mim





Mi corazón no se cansa
de tener esperanza
de un día ser todo lo que quiere

Mi corazón de niño
no es sólo el recuerdo
de una figura feliz de mujer
que pasó por mis sueños

Sin decir adiós
Y hacer de mis ojos
un llorar, mas sin fin

Mi corazón vagabundo
quiere guardar el mundo
en mí.



martes, 6 de octubre de 2015

Desde el silencio - Por Martina Benitez



Te das cuenta
lo que es la liviandad
después de haber sentido
tanto peso sobre tu espalda.

Tu garganta tuvo piedras
largo tiempo.
Todavía las tiene.
Por eso no pudiste cantar.

Ahora sentís mejor
el aire que pasa.

Ahora cantás
desde el silencio.



Octavio Paz (obra)




Poesía
1933 - Luna silvestre
1936 - ¡No pasarán!
1937 - Raíz del hombre
1937 - Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España
1941 - Entre la piedra y la flor
1942 - A la orilla del mundo y Primer día, Bajo tu clara sombra, Raíz del hombre, Noche de resurrecciones
1949 - Libertad bajo palabra
1951 - ¿Águila o sol?
1954 - Semillas para un himno
1956 - La hija de Rappaccini
1957 - Piedra de sol
1958 - La estación violenta
1960 - Libertad bajo palabra: obra poética: (1935-1957)
1962 - Salamandra
1965 - Viento entero
1967 - Blanco, escrito en tres columnas; permite diferentes lecturas
1968 - Discos visuales, con Vicente Rojo
1969 - Ladera este (1962-1968)
1971 - Topoemas
1972 - Renga, con Jacques Roubaud, Edoardo Sanguineti y Charles Tomlinson
1974 - El mono gramático
1975 - Pasado en claro
1976 - Vuelta (primera edición artesanal, publicada por El Mendrugo, de 1971)
1979 - Air Born/Hijos del aire, con Charles Tomlinson
1979 - Poemas (1935-1975)
1987 - Árbol adentro
1990 - Figuras y figuraciones, con Marie José Paz
1990 - Obra poética (1935-1988)

Ensayo
1950 - El laberinto de la soledad
1956 - El arco y la lira
1957 - Las peras del olmo
1965 - Cuadrivio
1965 - Los signos en rotación
1966 - Puertas al campo
1967 - Corriente alterna
1967 - Claude Levi-Strauss o El nuevo festín de Esopo
1968 - Marcel Duchamp o El castillo de la pureza (la reedición ampliada, Apariencia desnuda, es de 1973)
1969 - Conjunciones y disyunciones
1970 - Posdata, continuación de El laberinto de la soledad.
1973 - El signo y el garabato
1974 - Los hijos del limo
1974 - La búsqueda del comienzo. Escritos sobre el surrealismo
1978 - Xavier Villaurrutia en persona y obra
1979 - El ogro filantrópico
1979 - In-mediaciones
1982 - Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe
1983 - Tiempo nublado
1983 - Sombras de obras
1984 - Hombres en su siglo y otros ensayos
1985 - Pasión crítica, conversaciones con diversos interlocutores
1988 - Primeras letras: 1931-1943, colección de sus prosas de juventud
1990 - Pequeña crónica de grandes días
1990 - La otra voz. Poesía y fin de siglo
1991 - Convergencias
1992 - Al paso
1993 - Un más allá erótico: Sade
1993 - La llama doble
1993 - Itinerario
1995 - Vislumbres de la India

Traducción
Versiones y diversiones (1974)

Antología
Poesía en movimiento (1966, con Homero Aridjis, Alí Chumacero y José Emilio Pacheco)

Correspondencia
Correspondencia Alfonso Reyes/Octavio Paz (1939-1959) (1998)
Memorias y palabras: cartas a Pere Gimferrer (1966-1997) (1999)
Cartas cruzadas. Octavio Paz y Arnaldo Orfila (1965-1970) (2006)
Cartas a Tomás Segovia (1957-1985) (2008)
Jardines errantes. Cartas a J. C. Lambert (1952-1992) (2008)
Al calor de la amistad. Correspondencia con José Luis Martínez (1950-1984) (2014)