-Mística Artística-



jueves, 31 de diciembre de 2015

Llorar a lágrima viva - Oliverio Girondo


Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.
Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo...
si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.

Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.
Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!



miércoles, 30 de diciembre de 2015

dijo Joseph Conrad / Cita traducida por Martina Benitez Vibart


"My task which I am trying to achieve is, by the power of the written word to make you hear, to make you feel-it is, before all, to make you see. That-and no more, and it is everything."

Joseph Conrad
Preface, The Nigger of the Narcissus (El negro del Narciso), 1897.
Fuente en inglés: http://www.mrbauld.com/niggnar.html


"Mi tarea, la cual estoy tratando de alcanzar es, por el poder de la palabra escrita, hacer que usted oiga, hacer que usted sienta- es, ante todo, hacer que usted vea. Eso- y no más, y eso es todo".





"Mi tío Spencer", cuento por Aldous Huxley (fragmentos marcados)


Fragmentos marcados por otra persona en el cuento: "Mi tío Spencer", de Aldous Huxley, en el libro del mismo título, que tomé prestado.

"Y en tanto ocurren a nuestro alrededor los más increíbles milagros: alzamos una piedra, la soltamos y cae al suelo; el sol brilla; las abejas visitan las flores; germinan las semillas; en el término de nueve meses, una célula multiplica su peso varios miles de veces y se trueca en un niño; y los hombres piensan y crean el mundo en que viven. Tales milagros nos dejan casi completamente indiferentes".

"Existen ciertas gentes sensitivas e idealistas, quienes, al descubrir que el mundo es lo que es, reaccionan de manera repentina y violenta hacia el cinismo. Caen desde las altísimas esferas de una ideal pureza al barro contra el cual frotan sus narices, del cual comen y en el cual se revuelcan y bañan. Se laceran sus más sutiles sentimientos y hallan delicia en la tortura; se deleitan en envilecer todo aquello que antes consideraban bello y noble, y examinan escrutadoramente y con atención asqueada las entrañas repulsivas de aquellas cosas cuya piel tersa y amabílisima adoraron antes".


Fragmento del mismo cuento que yo marcaría:

"Solemos atribuir al símbolo algo de la naturaleza sagrada de la cosa o idea que representa. Dos trozos de madera que forman cruz, dejan de ser trozos de madera corriente, e incluso los peores reyes han estado rodeados siempre de algo semejante a una aura divina. Muy similarmente, en cualquier crisis de nuestras vidas, el objeto más baladí y la persona más insignificante pueden llegar a ser, por algún motivo, tan grandes como es grande el momento vivido."



domingo, 27 de diciembre de 2015

dijo Bob Dylan


'Behind every beautiful thing, there's some kind of pain.'
"Detrás de cada belleza, hay algún tipo de dolor".

Bob Dylan




martes, 22 de diciembre de 2015

Meditation, Creativity, Peace (documental sobre David Lynch y la meditación trascendental)



Le preguntaron cómo hizo el bebé de Eraserhead (película que dirigió, de 1977)
Respondió: "You must know I never talk about the baby"
"Deben saber que jamás hablo sobre el bebé"


domingo, 20 de diciembre de 2015

Bjӧrk - Mutual Core - (MOCAtv, 2012)




Mutual Core

I shuffle around the tectonic plates in my chest.

You know I gave it all,
Try to match our continents
To change seasonal shift,
To form a mutual core.

As fast as your fingernail grows,
The Atlantic ridge drifts
To counteract distance.

You know I gave it all,
Can you hear the effort of the magnetic strife?
Shuffling of columns
To form a mutual core.

This eruption undoes stagnation.
You didn't know I had it in me,
Withheld your love, an unspent capsule.
I didn't know you had it in you,
You hid the key to our continuity.
I didn't know you had it in you.
This eruption undoes stagnation.
You didn't know, you didn't know.

What you resist persists, nuance makes heat
To counteract distance
I know you gave it all,
Offered me harmony if things were done your way.
My Eurasian plate subsumed,
Forming a mutual core

This eruption undoes stagnation.
You didn't know I had it in me,
Withheld your love, an unspent capsule.
I didn't know you had it in you.
This eruption undoes stagnation
You didn't know I had it in me
This eruption undoes stagnation
You didn't know, you didn't know.



viernes, 18 de diciembre de 2015

dijo Kate Bush


"The only person with you all your life is you. Your parents die. Things inside you die — illusions, gushes of personality. Only you can sort yourself out. Yourself may not be all you need, but it’s all you’ve got".
— Kate Bush to Tim Lott (Record Mirror, 1978)


"La única persona con vos toda tu vida sos vos. Tus padres mueren. Las cosas dentro tuyo mueren - ilusiones, deleites de personalidad. Sólo vos podés organizarte. Vos mismo/a puede no ser todo lo que necesites, pero es todo lo que tenés".



lunes, 14 de diciembre de 2015

dijo Arturo Carrera


-¿Con el tiempo es posible que la escritura sea más accesible o cada poema implica desafíos nuevos?

-Cada poema es un enigma nuevo. Yo creo que los poetas somos los que menos conocemos acerca de lo que queremos hacer. De lo que queremos escribir, de lo que queremos pensar porque todo es como un mandato que surge de algo contextual, histórico. Es, como han señalado algunos, una lucha contra la historia. Hay algo mágico en el trabajo con el lenguaje porque de hecho se trata de eso: de un ejercicio con el lenguaje, por el lenguaje, contra el lenguaje y así sucesivamente.


Fuente: http://tiempo.infonews.com/nota/198777/arturo-carrera-la-poesia-es-el-dialecto-de-la-pasion



sábado, 12 de diciembre de 2015

"Seda" - Alessandro Baricco (fragmento)


"Permanece así, te quiero mirar, yo te he mirado tanto pero no eras para mí, ahora eres para mí, no te acerques, te lo ruego, quédate como estás, tenemos una noche para nosotros, y quiero mirarte, nunca te había visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos y acaríciate, te lo ruego, no abras los ojos si puedes, y acaríciate, son tan bellas tus manos, las he soñado tanto que ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así, sigue, te lo ruego, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate señor amado mío, acaricia tu sexo, te lo ruego despacio, es bella tu mano sobre tu sexo, no te detengas, me gusta mirarla y mirarte, señor amado mío, no abras los ojos, no todavía, no debes tener miedo estoy cerca de ti, ¿me oyes?, estoy aquí, puedo rozarte, y esta seda, ¿la sientes?, es la seda de mi vestido, no abras los ojos y tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toque por primera vez será con mis labios, tú no sabrás dónde, en cierto momento sentirás el calor de mis labios, encima, no puedes saber dónde si no abres los ojos, no los abras, sentirás mi boca donde no sabes, de improviso, tal vez sea en tus ojos, apoyaré mi boca sobre los párpados y las cejas, sentirás el calor entrar en tu cabeza, y mis labios en tus ojos, dentro, o tal vez sea sobre tu sexo, apoyaré mis labios allí y los abriré bajando poco a poco, dejaré que tu sexo cierre a medias mi boca, entrando entre mis labios, y empujando mi lengua, mi saliva bajará por tu piel hasta tu mano, mi beso y tu mano, uno dentro de la otra, sobre tu sexo, hasta que al final te bese en el corazón, porque te quiero, morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te quiero, y con el corazón entre mis labios tú serás mío, de verdad, con mi boca en tu corazón tú serás mío, para siempre, y si no me crees abre los ojos señor amado mío y mírame, soy yo, quién podrá borrar jamás este instante que pasa, y este mi cuerpo sin más seda, tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran, tus dedos en mi sexo, tu lengua sobre mis labios, tú que resbalas debajo de mí, tomas mis flancos, me levantas, me dejas deslizar sobre tu sexo, despacio, quién podrá borrar esto, tú dentro de mí moviéndote con lentitud, tus manos sobre mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz, te mueves con lentitud, pero hasta hacerme daño, mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo, tu espalda que me levanta, tus brazos que no me dejan ir, los golpes dentro de mí, es dulce violencia, veo tus ojos buscar en los míos, quieren saber hasta dónde hacerme daño, hasta donde tú quieras, señor amado mío, no hay fin, no finalizará, ¿lo ves?, nadie podrá cancelar este instante que pasa, para siempre echarás la cabeza hacia atrás, gritando, para siempre cerraré los ojos soltando las lágrimas de mis ojos, mi voz dentro de la tuya, tu violencia teniéndome apretada, ya no hay tiempo para huir ni fuerza para resistir, tenía que ser este instante, y este instante es, créeme, señor amado mío, este instante será, de ahora en adelante, será, hasta el fin."


jueves, 10 de diciembre de 2015

Bosque - Amelia Biagioni


Mi sombra
mi pasión
mi razón
mi relámpago
me dijeron
que hay en el universo cuatro hambres

Mis hambres
me gritaron
que el universo no se calma con gemidos
sino con actos

Mis actos
me mostraron
que el universo es un oscuro andante bosque
donde todo movimiento es cacería.


En Las cacerías (1976)



miércoles, 9 de diciembre de 2015

Words - Sylvia Plath


Axes
After whose stroke the wood rings,
And the echoes!
Echoes traveling
Off from the center like horses.

The sap
Wells like tears, like the
Water striving
To re-establish its mirror
Over the rock

That drops and turns,
A white skull,
Eaten by weedy greens.
Years later I
Encounter them on the road----

Words dry and riderless,
The indefatigable hoof-taps.
While
From the bottom of the pool, fixed stars
Govern a life.



Palabras


Hachas
después de cuyo golpe la madera resuena,
crea ecos
ecos que se desplazan
desde el centro, lo mismo que si fuesen caballos.

Su savia
mana como las lágrimas, como el
agua que intenta
recomponer su espejo
sobre la roca

que gotea y da vueltas,
cráneo blanco,
carcomido por el musgo.
Años después
las vuelvo a encontrar en mi camino

palabras secas y sin jinete,
el ruido infatigable de los cascos.
Mientras,
al fondo del estanque hay estrellas inmóviles
que rigen una vida.



martes, 8 de diciembre de 2015

John Lennon (1940 - 1980)




Aaaahhhh, ayer escuché este tema en la radio
hoy vuelvo a escucharlo, entre otras canciones suyas.
recordarlo y escuchar a Lennon siempre está bueno.





domingo, 6 de diciembre de 2015

Love Minus Zero / No Limit - Bob Dylan


My love she speaks like silence
Without ideals or violence
She doesn't have to say she's faithful
Yet she's true, like ice, like fire
People carry roses
And make promises by the hours
My love she laughs like the flowers
Valentines can't buy her.

In the dime stores and bus stations
People talk of situations
Read books, repeat quotations
Draw conclusions on the wall
Some speak of the future
My love she speaks softly
She knows there's no success like failure
And that failure's no succes at all.

The cloak and dagger dangles
Madams light the candles
In ceremonies of the horsemen
Even the pawn must hold a grudge
Statues made of match sticks
Crumble into one another
My love winks, she does not bother
She knows too much to argue or to judge.

The bridge at midnight trembles
The country doctor rambles
Bankers' nieces seek perfection
Expecting all the gifts that wise men bring
The wind howls like a hammer
The night blows rainy
My love she's like some raven
At my window with a broken wing.








viernes, 4 de diciembre de 2015

Sábado - Alfonsina Storni


Levanté temprano y anduve descalza
Por los corredores; bajé a los jardines
Y besé las plantas;
Absorbí los vahos limpios de la tierra,
Tirada en la grama;
Me bañé en la fuente que verdes achiras
Circundan. Más tarde, mojados de agua
Peiné mis cabellos. Perfumé las manos
Con zumo oloroso de diamelas. Garzas
Quisquillosas, finas,
De mi falda hurtaron doradas migajas.
Luego puse traje de clarín más leve
Que la misma gasa.
De un salto ligero llevé hasta el vestíbulo
Mi sillón de paja.
Fijos en la verja mis ojos quedaron,
Fijos en la verja.
El reloj me dijo: diez de la mañana.
Adentro un sonido de loza y cristales:
Comedor en sombra; manos que aprestaban
Manteles.
               Afuera, sol como no he visto
Sobre el mármol blanco de la escalinata.
Fijos en la verja siguieron mis ojos,
Fijos. Te esperaba.



martes, 24 de noviembre de 2015

Procura de la poesía - Carlos Drummond de Andrade


No hagas versos sobre acontecimientos.
No hay creación ni muerte ante la poesía.
Frente a ella la vida es un solo estático,
no calienta ni ilumina.
Las afinidades, los aniversarios, los incidentes personales no cuentan.
No hagas poesía con el cuerpo,
ese excelente, completo y confortable cuerpo, tan enemigo de la efusión lírica.
Tu gota de bilis, tu máscara de gozo o de dolor en lo oscuro son indiferentes.
Ni me reveles tus sentimientos,
que se prevalecen del equívoco y tientan el largo viaje.
Lo que piensas o sientes, eso aún no es poesía.

No cantes a tu ciudad, déjala en paz.
El canto no es el movimiento de las máquinas ni el secreto de las  casas.
No es la música oída de paso; rumor del mar en las calles junto a la línea de espuma.
El canto no es la naturaleza
ni los hombres en sociedad.
Para él, lluvia y noche, fatiga y esperanza, nada significan.
La poesía (no extraigas poesía de las cosas)
elude sujeto y objeto.

No dramatices, no invoques,
no indagues. No pierdas tiempo en mentir.
No te aborrezcas.
Tu yate de marfil, tu zapato de diamante,
vuestras mazurcas y supersticiones, vuestros esqueletos de familia,
desaparecen en la curva del tiempo, son inservibles.

No recompongas
tu sepultada y melancólica infancia.
No osciles entre el espejo y la
memoria en disipación.
Que se disipó, no era poesía.
Que se partió, cristal no era.

Penetra sordamente en el reino de las palabras.
Allá están los poemas que esperan ser escritos.
Están paralizados, mas no hay desesperación,
hay calma y frescura en la superficie intacta.
Helos allí solos y mudos, en estado de diccionario.
Convive con tus poemas, antes de escribirlos.
Ten paciencia, si oscuros. Calma, si te provocan.

Espera que cada uno se realice y consuma
con su poder de palabra
y su poder de silencio.
No fuerces al poema a desprenderse del limbo.
No recojas en el suelo el poema que se perdió.
No adules al poema. Acéptalo
como él aceptará su forma definitiva y concretada
en el espacio.

Acércate y contempla las palabras.
Cada una
tiene mil fases secretas sobre la neutra faz
y te pregunta, sin interés por la respuesta,
pobre o terrible, que le des:
¿Trajiste la llave?

Repara:
yermas de melodía y de concepto,
ellas se refugian en la noche, las palabras.
Aún húmedas e impregnadas de sueño
rolan en un río difícil y se transforman en desprecio.


Versión de Manuel Graña Etcheverry




No Meio do Caminho / En el medio del camino - Carlos Drummond de Andrade


No meio do caminho tinha uma pedra
Tinha uma pedra no meio do caminho
Tinha uma pedra
No meio do caminho tinha uma pedra.

Nunca me esquecerei desse acontecimento
Na vida de minhas retinas tão fatigadas.
Nunca me esquecerei que no meio do caminho
Tinha uma pedra
Tinha uma pedra no meio do caminho
No meio do caminho tinha uma pedra.


En el medio del camino había una piedra
Había una piedra en el medio del camino
Había una piedra
En el medio del camino había una piedra.

Nunca me olvidaré de ese acontecimiento
En la vida de mis retinas tan cansadas.
Nunca me olvidaré que en el medio del camino
Había una piedra
Había una piedra en el medio del camino
En el medio del camino había una piedra.


(Traducción propia)



martes, 17 de noviembre de 2015

El jardín - Irene Gruss


¿Estás cansada del viaje, Diana?
¿Dejaste las valijas y te asomaste a ver el sol
en tu jardín, fuiste allí
rápidamente, pausadamente?
¿Echaste una ojeada a las plantas
o mirás cada una, sabiéndola,
descubriéndola, cuidás
tu jardín, hablás, cantás con
la regadera en la mano?
¿Estás cansada de vuelta del viaje,
Diana? ¿Estás contenta?
¿Alguien te acarició, jugó otra vez
con tu melena de fénix,
te besó los párpados
como quien desea tocar
una mirada así de azul, de gris
según el tiempo? ¿Fuiste feliz,
Diana? ¿Intenso y duro, el viaje?
¿Acomodaste la cabeza en el asiento del avión?,
¿descansaste?
¿Estás repleta de memoria, de sentidos
por el viaje, Diana?
¿Comerías conmigo para contarme?
¿Pasaste hambre en la estadía,
Diana, pasaste hambre?
¿Te embriagaste? ¿En algún momento
llegaste a marearte por el viaje?
¿En algún momento, sentiste
esa nada en la boca
del estómago, ahí donde dicen que
está el alma? ¿Llenaste
con qué esa nada, con la gente,
con las cosas, tuviste
necesidad? ¿Observaste
la vida tranquila? ¿Así, como te veo
ahora, calma
y sabihonda? ¿Conociste
la muerte en el viaje,
Diana? ¿Te asustó, la asustaste?
¿Trajiste fotos, postales,
documentos?, ¿abrazaste a
muchos, te abrazaron?
¿Gozaste, tradujiste el amor
loca de deseo? ¿Hablaste demasiado, callaste
demasiado? ¿Por qué
estás diciéndome
que escribir es lo único
que tenemos? ¿Estás
cansada, es por eso, porque
estás cansada del viaje? ¿Querés
dormir, recostarte en un hombro,
querés reír, llorar un
poco? ¿Acaso el viaje mismo
no te consuela,
Diana? ¿No es como el tacto
de otra mano, no lo es, verdad?
¿Comerías conmigo para
contarme?
¿Ya floreció la rosa
en tu jardín? ¿Es tan bella?
¿Los pétalos reventaron
plenos de vida, la vida es
púrpura después de un viaje,
Diana,
es así?


Fuente: http://www.letrasargentinas.com.ar/Poemas.asp?autor=8139



Debo anotar este goteo - Irene Gruss



Debo anotar este goteo,
la leche acuosa de la acacia
aquí en el balcón (deck o lujo de cabaña veraniega),
y se supone debo mencionar el asombro noche tras noche,
y el mar atrás, su tronar atrás pero la contemplación de repente se esfuma,
esta paz se esfuma porque no vi
muerto el rostro de mi madre, no sentí sus manos entibiándose,
después enfriándose, como estoy ahora a la altura de la copa de una acacia,
quizá fue esta leche acuosa o alguien que puso en boca de una tal
Mrs. Ramsay: “Sobre la vida, sobre la muerte; no, pensó, no se puede decir nada de esto a nadie”.



*El encomillado pertenece a Virginia Woolf.

De Entre la pena y la nada (Ediciones del Dock, 2015)
El libro se presenta este jueves 19, a las 19 hs. en Casa de la Lectura. Entrada libre y gratuita.

Fuente y más: http://www.revistaelotro.com/2015/10/30/entre-la-pena-y-la-nada-de-irene-gruss/



domingo, 8 de noviembre de 2015

Amor a primera vista - Wislawa Szymborska


Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,
una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.

Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.


Wislawa Szymborska
Versión de Abel A. Murcia



jueves, 5 de noviembre de 2015

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Virginia Woolf, en Una habitación propia (1929)


"Pero debió de serles imposible a las mujeres no oscilar hacia la derecha o la izquierda. Qué genio, qué integridad debieron de necesitar, frente a tantas críticas, en medio de aquella sociedad puramente patriarcal, para aferrarse, sin apocarse, a la cosa tal como la veían. Sólo lo hicieron Jane Austen y Emily Brontë. Esto añade una pluma, quizá la mejor, a su tocado. Escriben como escriben las mujeres, no como escriben los hombres. De todos los miles de mujeres que escribieron novelas en aquella época, sólo ellas desoyeron por completo la perpetua amonestación del eterno pedagogo: escribe esto, piensa lo otro. Sólo ellas fueron sordas a aquella voz persistente, ora quejosa, ora condescendiente, ora dominante, ora ofendida, ora chocada, ora furiosa, ora avuncular, aquella voz que no puede dejar en paz a las mujeres, que tiene que meterse con ellas, como una institutriz demasiado escrupulosa, conjurándolas, como Sir Egerton Brydges, de que sean refinadas, mezclando hasta en la crítica poética la crítica sexual, invitándolas, si quieren ser buenas y generosas y ganar, supongo, un premio reluciente, a no sobrepasar ciertos límites que al caballero en cuestión le parecían adecuados: «... Las mujeres novelistas deberían sólo aspirar a la excelencia reconociendo valientemente las limitaciones de su sexo.»* Esto resume el asunto, y si os digo ahora, lo que sin duda os sorprenderá, que esta frase no fue escrita en agosto de 1828 sino en agosto de 1928, estaréis de acuerdo conmigo en que, por deliciosa que ahora nos parezca, no deja de representar un sector de la opinión —no voy a remover viejas aguas, me limito a recoger lo que se ha venido flotando casualmente hasta mis pies— que era mucho más vigoroso y ruidoso hace un siglo. En 1828 una joven hubiera tenido que ser muy valiente para no prestar atención a estos desdenes, estas repulsas y estas promesas. Hubiera tenido que ser un elemento algo rebelde para decirse a sí misma: Oh, pero no podéis comprar hasta la literatura. La literatura está abierta a todos. No te permitiré, por más bedel que seas, que me apartes de la hierba. Cierra con llave tus bibliotecas, si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente."

* «Si cree usted, como quien escribe estas líneas, que las mujeres novelistas deberían sólo aspirar a la excelencia reconociendo valientemente las limitaciones de su sexo (Jane Austen [ha] demostrado que esta actitud puede adoptarse graciosamente...).» Life and Letters, agosto de 1928.


Virginia Woolf, en Una habitación propia (1929)



martes, 3 de noviembre de 2015

La fuerza de la lengua - Pedro Mairal (video)



"La lengua es el órgano más poderoso de todo el cuerpo"
así empieza este video que recomiendo escuchar atentamente, de principio a fin.




Annabel Lee - Edgar Allan Poe


It was many and many a year ago,
   In a kingdom by the sea,
That a maiden there lived whom you may know
   By the name of Annabel Lee;
And this maiden she lived with no other thought
   Than to love and be loved by me.

I was a child and she was a child,
   In this kingdom by the sea,
But we loved with a love that was more than love—
   I and my Annabel Lee—
With a love that the wingèd seraphs of Heaven
   Coveted her and me.

And this was the reason that, long ago,
   In this kingdom by the sea,
A wind blew out of a cloud, chilling
   My beautiful Annabel Lee;
So that her highborn kinsmen came
   And bore her away from me,
To shut her up in a sepulchre
   In this kingdom by the sea.

The angels, not half so happy in Heaven,
   Went envying her and me—
Yes!—that was the reason (as all men know,
   In this kingdom by the sea)
That the wind came out of the cloud by night,
   Chilling and killing my Annabel Lee.

But our love it was stronger by far than the love
   Of those who were older than we—
   Of many far wiser than we—
And neither the angels in Heaven above
   Nor the demons down under the sea
Can ever dissever my soul from the soul
   Of the beautiful Annabel Lee;

For the moon never beams, without bringing me dreams
   Of the beautiful Annabel Lee;
And the stars never rise, but I feel the bright eyes
   Of the beautiful Annabel Lee;
And so, all the night-tide, I lie down by the side
   Of my darling—my darling—my life and my bride,
   In her sepulchre there by the sea—
   In her tomb by the sounding sea.


Fuente: http://www.poetryfoundation.org/poem/174151



lunes, 2 de noviembre de 2015

En el bosque - Por Martina Benitez Vibart


Recordé el bosque de Mar Azul una tarde de verano con mi hermana: el aire fresco, por los pinos que nos daban sombra, las piñas alrededor, mi pareo de colores, el de Pilar blanco. Ella sacaba fotos. Yo leía a Bachelard, autor al que siento como un árbol sabio que con sus aires sana.

Me remonto así a otros momentos en que lo leí. Otros libros, pero con la misma intensidad, como un viento fresco que provoca un revuelo que no se olvida. Y vuelve esa sensación de estar en un bosque, aún estando en una plaza, en un café, en un camping, en la playa, en una biblioteca o en mi cuarto. Puedo sentir esas palabras conmigo, como una compañía que ya no se iría.

(texto escrito después de una visualización en el taller de escritura, coordinado por Griselda García)

Foto por Pilar Benitez Vibart
http://pilarbenitezvibart.tumblr.com/





He pasado toda la noche sin dormir, viendo... - Por Alberto Caeiro (Fernando Pessoa)


He pasado toda la noche sin dormir, viendo, sin espacio, la figura de ella,
Y viéndola siempre de maneras diferentes de lo que ella me parece.
Hago pensamientos con el recuerdo de lo que es ella cuando me habla,
Y en cada pensamiento cambia ella de acuerdo con su semejanza.
Amar es pensar.
Y yo casi me olvido de sentir sólo por pensar en ella.
No sé bien lo que quiero, incluso de ella, y no pienso más que en ella.
Tengo una gran distracción animada.
Cuando deseo encontrarla
Casi prefiero no encontrarla,
Para no tener que dejarla luego.
No sé bien lo que quiero, ni quiero saber lo que quiero. Quiero sólo
Pensar en ella.
Nada le pido a nadie, ni a ella, sino pensar.


Passei toda a noite, sem dormir, vendo, sem espaço, a figura dela,

Passei toda a noite, sem dormir, vendo, sem espaço, a figura dela,
E vendo-a sempre de maneiras diferentes do que a encontro a ela.
Faço pensamentos com a recordação do que ela é quando me fala,
E em cada pensamento ela varia de acordo com a sua semelhança.
Amar é pensar.
E eu quase que me esqueço de sentir só de pensar nela.
Não sei bem o que quero, mesmo dela, e eu não penso senão nela.
Tenho uma grande distracção animada.
Quando desejo encontrá-la
Quase que prefiro não a encontrar,
Para não ter que a deixar depois.
Não sei bem o que quero, nem quero saber o que quero. Quero só
Pensar nela.
Não peço nada a ninguém, nem a ela, senão pensar.


10-7-1930

“O Pastor Amoroso”. In Poemas de Alberto Caeiro. Fernando Pessoa. (Nota explicativa e notas de João Gaspar Simões e Luiz de Montalvor.) Lisboa: Ática, 1946 (10ª ed. 1993).  - 102.

Fuente: http://arquivopessoa.net/textos/3248


Tabaquería - Por Álvaro de Campos (Fernando Pessoa)

Tabaquería*

No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo.
Ventanas de mi cuarto,
De mi cuarto de uno de los millones en el mundo que nadie sabe
quién es
(Y si supiesen, ¿qué sabrían?),
Dais al misterio de una calle cruzada constantemente por gente,
A una calle inaccesible a todos los pensamientos,
Real, imposiblemente real, cierta, desconocidamente cierta,
Con el misterio de las cosas bajo las piedras y los seres,
Con la muerte que mancha de humedad las paredes y hace
blancos los cabellos de los hombres,
Con el Destino que conduce la carroza de todo por el camino de
nada.
Estoy hoy vencido, como si supiese la verdad.
Estoy hoy lúcido, como si estuviese por morir,
Y no tuviese más hermandad con las cosas
Que la de una despedida, tornándose esta casa a este lado de la
calle
La hilera de vagones de un tren, y el silbido de una partida
Dentro de mi cabeza,
Y una sacudida de mis nervios y un chirriar de huesos al arrancar.
Estoy hoy perplejo, como quien pensó y halló y olvidó.
Estoy hoy dividido entre la lealtad que debo
A la Tabaquería del otro lado de la calle, como cosa real por fuera,
Y a la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro.
Fallé en todo.
Como no hice ningún propósito, tal vez todo fuese nada.
El aprendizaje que me dieron,
Descendí por la ventana trasera de la casa.
Fui al campo con grandes propósitos.
Pero allí sólo encontré yerbas y árboles,
Y cuando había gente era igual a la otra.
Me retiro de la ventana y me siento en una silla. ¿En qué he de
pensar?
¿Qué sé yo lo que seré, yo, que no sé lo que soy?
¿Ser lo que pienso? ¡Pienso ser tanta cosa!
¡Y hay tantos que piensan ser la misma cosa que no puede haber
tantos!
¿Genio? En este momento
Cien mil cerebros se piensan en sueños genios como yo,
Y la historia no señalará, ¿quién sabe? ni a uno,
No habrá sino un muladar para tantas futuras conquistas.
No, no creo en mí.
¡En todos los manicomios hay tantos locos deschavetados con
tantas certezas!
Yo, que no tengo ninguna certeza, ¿soy más cierto o menos cierto?
No, ni en mí...
¿En cuántas buhardillas y no buhardillas del mundo
No están en esta hora genios-para-sí-mismos soñando?
¿Cuántas aspiraciones altas y nobles y lúcidas—
Sí, verdaderamente altas y nobles y lúcidas—,
Y quién sabe si realizables,
¿Nunca verán la luz del sol real ni hallaran oídos de nadie?
El mundo es de quien nace para conquistarlo
Y no para quien sueña que puede conquistarlo, aunque tenga
razón.
He soñado más que Napoleón.
He abrazado contra el pecho hipotético más humanidades que
Cristo.
Hice filosofías en secreto que ningún Kant escribió.
Pero soy, y tal vez seré siempre, el de la buhardilla,
Aunque no viva en ella;
Seré siempre el que no nació para esto,
Seré siempre sólo el que tenía cualidades;
Seré siempre el que esperó que le abriesen la puerta al pie
de una pared sin puerta,
Y cantó la cantiga del Infinito en un gallinero,
Y escuchó la voz de Dios en un pozo cegado.
¿Creer en mí? No, ni en nada.
Que me derrame la Naturaleza sobre la cabeza ardiente
Su sol, su lluvia, el viento que me despeina,
Y lo demás que venga si viene o que tenga que venir, o que no
venga.
Esclavos cardíacos de las estrellas,
Conquistamos todo el mundo antes de levantarnos de la cama;
Pero nos despertamos y él es opaco,
Nos levantamos y es ajeno,
Salimos de casa y es la tierra entera,
Más el sistema solar y la Vía Láctea y lo Indefinido.
(Come chocolates, niña;
¡Come chocolates!
Mira que no hay más metafísica en el mundo que la de los
chocolates.
Mira que todas las religiones no enseñan más que la confitería.
¡Come, niña sucia, come!
¡Si pudiera yo comer chocolates con la misma verdad con que tú
los comes!
Pero yo pienso y, al quitarles el papel plateado, que es de estaño,
Arrojo todo al suelo, como tiré la vida.)
Pero queda al menos de la amargura de lo que nunca seré
La caligrafía rápida de estos versos,
Pórtico hendido hacia lo Imposible.
Pero al menos dedico a mí mismo un desprecio sin lágrimas,
Noble al menos por el gesto amplio con que arrojo
La ropa sucia que soy, sin motivo, para el decurso de las cosas,
Y me quedo en casa sin camisa.
(Tú que consuelas, que no existes y por eso consuelas,
O diosa griega, concebida como estatua con vida,
O patricia romana, imposiblemente noble y nefasta,
O princesa de trovadores, gentilísima y colorida,
O marquesa del siglo dieciocho, escotada y distante,
O cocotte célebre del tiempo de nuestros padres,
O no sé qué moderno —no concibo bien qué—,
Todo eso, sea lo que fuera, lo que sea, si puede inspirar ¡que
inspire!
Mi corazón es un balde vacío.
Como invocan espíritus los que invocan espíritus me invoco
Me invoco a mí mismo y nada encuentro.
Me acerco a la ventana y veo la calle con una nitidez absoluta.
Veo las tiendas, veo las aceras, veo los coches que pasan.
Veo los entes vivos vestidos que se cruzan,
Veo los perros que también existen,
Y todo esto me pesa como una condena al destierro,
Y todo esto es extranjero, como todo.)
Viví, estudié, amé y hasta creí,
Y hoy no hay mendigo al que no envidie sólo por no ser yo.
En cada uno miro los andrajos y las llagas y la mentira,
Y pienso: tal vez nunca hayas vivido ni estudiado ni amado ni
creído
(Porque es posible hacer la realidad de todo eso sin hacer
nada de eso);
Tal vez hayas existido apenas, como un lagarto a quien cortan
la cola
Y que es cola más acá del lagarto que se retuerce.
Hice de mí lo que no supe,
Y lo que pude hacer de mí no lo hice.
Vestí un disfraz equivocado.
Me tomaron enseguida por quien no era, y no lo desmentí, y me
perdí.
Cuando quise arrancarme la máscara,
Estaba pegada a la cara.
Cuando la arrojé y me vi en el espejo,
Ya había envejecido.
Estaba borracho, y no sabía vestir el disfraz que no me había
quitado.
Arrojé la mascara y dormí en el vestidor
Como un perro tolerado por la gerencia
Por ser inofensivo
Y voy a escribir esta historia para probar que soy sublime.
Esencia musical de mis versos inútiles,
quién pudiera encontrarte como cosas que yo hice,
Y no quedarme siempre enfrente de la Tabaquería de enfrente,
Pisoteando la conciencia de estar existiendo,
Como un tapete con el que tropieza un borracho
O la esterilla que los gitanos roban y no vale nada.
Pero el Dueño de la Tabaquería se asomó a la puerta y se quedó
en ella.
Lo miro con la incomodidad de la cabeza torcida
Y con la incomodidad de un alma que mal entiende.
Él morirá y yo moriré.
Él dejará el letrero, yo dejaré versos.
Y un día morirá el letrero y también mis versos.
Después morirá la calle donde estuvo el letrero,
Y la lengua en que fueron escritos los versos.
Morirá después el planeta girante en que todo esto sucedió.
En otros satélites de otros sistemas cualquier cosa como nosotros
Continuará haciendo cosas como versos y viviendo debajo de las
cosas como letreros,
Siempre una cosa frente a otra,
Siempre una cosa tan inútil como la otra.
Siempre lo imposible tan estúpido como lo real,
Siempre el misterio del fondo tan cierto como el sueño del
misterio de la superficie,
Siempre ésta o aquella cosa o ni una ni la otra cosa.
Pero un hombre entró en la Tabaquería (¿a comprar tabaco?),
Y la realidad plausible cae de repente sobre mí.
Me incorporo a medias enérgico, convencido, humano,
Y voy a intentar escribir estos versos en los que digo lo contrario.
Enciendo un cigarro al pensar en escribirlos
Y saboreo en el cigarro la liberación de todos los pensamientos.
Sigo el humo como mi camino,
Y gozo, en un momento sensitivo y adecuado,
La liberación de todas las especulaciones
Y la conciencia de que la metafísica es la consecuencia de una
indisposición.
Después me reclino en la silla
Y sigo fumando.
Seguiré fumando hasta que el Destino me lo permita.
(Si me casase con la hija de mi lavandera
Tal vez sería feliz.)
Visto esto, me levanto de la silla. Me acerco a la ventana.
El hombre salió de la Tabaquería (¿guarda el cambio en el bolsillo
del pantalón?).
Ah, lo conozco: es Esteves sin metafísica.
(El Dueño de la Tabaquería llegó a la puerta.)
Como por un instinto divino, Esteves se volvió y me vio.
Hizo una señal de adiós, le grité ¡Adiós, Esteves!, y el universo
Se reconstruye en mí sin ideal ni esperanza, y el Dueño de la
Tabaquería sonrió.

*Álvaro de Campos
Versión de Miguel Ángel Flores

Fuente: http://amediavoz.com/pessoa.htm#TABAQUERÍA







domingo, 1 de noviembre de 2015

Caetano Veloso Discografía, de 1967 a 2016



1967 - Domingo (con Gal Costa) Philips/Universal Music
1968 - Caetano Veloso Philips/Universal Music
1968 - Tropicália ou Panis et Circensis (con Gilberto Gil, Os Mutantes, Nara Leão, and Gal Costa) Philips/Universal
1968 - Ao Vivo (con Os Mutantes) Philips/Universal Music
1968 - "Veloso, Gil e Bethânia" RCA Victor/Sony Music
1969 - Caetano Veloso Philips/Universal Music
1971 - Caetano Veloso
1972 - Transa Philips/Universal Music
1972 - Barra 69 ao vivo na Bahia (con Gilberto Gil) Philips
1972 - Caetano e Chico - Juntos ao Vivo (con Chico Buarque) Phonogram
1973 - Araçá Azul Phonogram/Philips
1974 - Temporada de Verão - ao vivo na Bahia (con Gilberto Gil and Gal Costa) Phonogram
1975 - Jóia Philips
1975 - Qualquer Coisa Philips
1976 - Doces Bárbaros (con Gal Costa, Gilberto Gil and María Bethânia) Philips
1977 - Bicho Philips
1977 - Muitos Carnavais Phonogram/Philips
1978 - Muito (dentro da estrela azulada) Philips
1978 - María Bethânia e Caetano Veloso ao Vivo Phonogram/Universal Music
1979 - Cinema Transcendental Universal Music/Philips
1981 - Outras Palavras Philips
1981 - Brasil (con João Gilberto, Gilberto Gil and María Bethânia) Warner Music
1982 - Cores, Nomes Philips
1983 - Uns Philips
1984 - Velô Philips/Universal Music
1986 - Corazon Clandestino (con Fito Páez)
1986 - Totalmente Demais Universal Music/Philips (live)
1986 - Caetano Veloso Nonesuch
1987 - Caetano Veloso Philips
1989 - Estrangeiro Philips
1991 - Circuladô Universal Music
1992 - Circuladô Vivo Universal Music
1993 - Tropicália 2 (with Gilberto Gil) Universal Music/Philips
1994 - Fina Estampa Universal Music
1994 - Fina Estampa ao Vivo Universal Music Brazil
1995 - O Quatrilho Natasha/Blue Jackel (film soundtrack)
1996 - Tieta do Agreste Natasha/Blue Jackel
1997 - Livro Universal Music
1999 - Prenda Minha Universal Music
1999 - Omaggio a Federico e Giulietta Universal Music (live)
1999 - Orfeu Natasha (film soundtrack)
2000 - Noites do Norte Universal Music
2001 - Noites do Norte ao vivo Universal Music
2001 - Canto (with Los Super Seven) Columbia/Legacy/Sony Music
2002 - Eu não peço desculpas (con Jorge Mautner) Universal Music
2002 - Todo Caetano (40 CD boxed set) Universal Music
2004 - A Foreign Sound Universal Music
2005 - Onqotô Independent
2006 - Perfil Som Livre
2006 - Cê Universal Music
2009 - Zii & Zie Universal Music
2011 - Music Multishow Ao Vivo Universal Music
2012 - Live at Carnegie Hall
2014 - Abraçaço



jueves, 29 de octubre de 2015

Dos cigarrillos / Due sigarette - Por Cesare Pavese (Versión de Jorge Aulicino)



Cada noche es la liberación. Se ven los reflejos
en el asfalto sobre las avenidas que se abren lustrosas al viento.
Cada raro transeúnte tiene una cara y tiene una historia.
Pero a esta hora no hay más cansancio: los miles de faroles
son todos para el que se detiene a raspar un fósforo.

La llamita se apaga sobre el rostro de la mujer
que me ha pedido un fósforo. Se apaga en el viento
y la mujer, desilusionada, me pide un segundo,
que se apaga: la mujer ahora ríe, sin ruido.
Aquí podemos hablar en voz alta y gritar,
que nadie oye. Levantamos las miradas
a las muchas ventanas -ojos apagados que duermen-
y esperamos. La mujer abraza sus hombros
y se lamenta de que ha perdido el chal de colores
que a la noche le hacía de estufa. Pero basta con apoyarse
contra la esquina y el viento no es más que un soplo.
Sobre el asfalto extenuado hay ya una colilla.
Ese chal venía de Río, pero dice la mujer
que está contenta de haberlo perdido, porque me ha encontrado.
Si el chal venía de Río, ha pasado de noche
sobre el océano bañado por la luz del gran transatlántico.
Por cierto, noches de viento. Es el regalo de un marino suyo.
No está más el marino. La mujer susurra
que, si subo con ella, me lo muestra en un retrato,
con ricitos y bronceado. Viajaba en sucios vapores,
y lustraba las máquinas: yo soy más bello.

Sobre el asfalto hay dos colillas. Miramos hacia el cielo:
la ventana allá arriba -me señala la mujer- es la nuestra.
Pero allá no hay estufa. A la noche, los barcos solitarios
tienen pocas luces o solamente las estrellas.
Cruzamos la calle del brazo, jugando a calentarnos.


Cesare Pavese (Santo Stefano Belbo, 1908- Turín, 1950), "Lavorare stanca", Poesie, Mondadori, Milán, 1969
Versión de Jorge Aulicino


Due sigarette

Ogni notte è la liberazione. Si guarda i riflessi
dell'asfalto sui corsi che si aprono lucidi al vento.
Ogni rado passante ha una faccia e una storia.
Ma a quest'ora non c'è più stanchezza: i lampioni a migliaia
sono tutti per chi si sofferma a sfregare un cerino.

La fiammella si spegne sul volto alla donna
che mi ha chiesto un cerino. Si spegne nel vento
e la donna delusa ne chiede un secondo
che si spegne: la donna ora ride sommessa.
Qui possiamo parlare a voce alta e gridare,
che nessuno ci sente. Leviamo gli sguardi
alle tante finestre - occhi spenti che dormono -
e attendiamo. La donna si stringe le spalle
e si lagna che ha perso la sciarpa a colori
che la notte faceva da stufa. Ma basta appoggiarci
contro l'angolo e il vento non è più che un soffio.
Sull'asfalto consunto c'è già un mozzicone.
Questa sciarpa veniva da Rio, ma dice la donna
che è contenta d'averla perduta, perchè mi ha incontrato.
Se la sciarpa veniva da Rio, è passata di notte
sull'oceano inondato di luce dal gran transatlantico.
Certo, notti di vento. E' il regalo di un suo marinaio.
Non c'è più il marinaio. La donna bisbiglia
che, se salgo con lei, me ne mostra il ritratto
ricciolino e abbronzato. Viaggiava su sporchi vapori
e puliva le macchine: io sono più bello.

Sull'asfalto c'è due mozziconi. Guardiamo nel cielo:
la finestra là in alto - mi addita la donna - è la nostra.
Ma lassù non c'è stufa. La notte, i vapori sperduti
hanno pochi fanali o soltanto le stelle.
Traversiamo l'asfalto a braccetto, giocando a scaldarci.


Fuente: http://campodemaniobras.blogspot.com.ar/2010/09/cesare-pavese-barcos-nocturnos.html



martes, 27 de octubre de 2015

La poesía y los imbéciles - Por Aldo Pellegrini (1961)


La poesía tiene una puerta herméticamente cerrada para los imbéciles, abierta de par en par para los inocentes. No es una puerta cerrada con llave o con cerrojo, pero su estructura es tal que, por más esfuerzos que hagan los imbéciles, no pueden abrirla, mientras cede a la sola presencia de los inocentes. Nada hay más opuesto a la imbecilidad que la inocencia. La característica del imbécil es su aspiración sistemática de cierto orden de poder. El inocente, en cambio, se niega a ejercer el poder porque los tiene todos.

Por supuesto, es el pueblo el poseedor potencial de la suprema actitud poética: la inocencia. Y en el pueblo, aquellos que sienten la coerción del poder como un dolor. El inocente, conscientemente o no, se mueve en un mundo de valores (el amor, en primer término), el imbécil se mueve en un mundo en el cual el único valor está dado por el ejercicio del poder.

Los imbéciles buscan el poder en cualquier forma de autoridad: el dinero en primer término, y toda la estructura del estado, desde el poder de los gobernantes hasta el microscópico, pero corrosivo y siniestro poder de los burócratas, desde el poder de la iglesia hasta el poder del periodismo, desde el poder de los banqueros hasta el poder que dan las leyes. Toda esa suma de poder está organizada contra la poesía.

Como la poesía significa libertad, significa afirmación del hombre auténtico, del hombre que intenta realizarse, indudablemente tiene cierto prestigio ante los imbéciles. Es ese mundo falsificado y artificial que ellos construyen, los imbéciles necesitan artículos de lujo: cortinados, bibelots, joyería, y algo así como la poesía. En esa poesía que ellos usan, la palabra y la imagen se convierten en elementos decorativos, y de ese modo se destruye su poder de incandescencia. Así se crea la llamada "poesía oficial", poesía de lentejuelas, poesía que suena a hueco.

La poesía no es más que esa violenta necesidad de afirmar su ser que impulsa al hombre. Se opone a la voluntad de no ser que guía a las multitudes domesticadas, y se opone a la voluntad de ser en los otros que se manifiesta en quienes ejercen el poder.

Los imbéciles viven en un mundo artificial y falso: basados en el poder que se puede ejercer sobre otros, niegan la rotunda realidad de lo humano, a la que sustituyen por esquemas huecos. El mundo del poder es un mundo vacío de sentido, fuera de la realidad. El poeta busca en la palabra no un modo de expresarse sino un modo de participar en la realidad misma. Recurre a la palabra, pero busca en ella su valor originario, la magia del momento de la creación del verbo, momento en que no era un signo, sino parte de la realidad misma. El poeta mediante el verbo no expresa la realidad sino participa de ella misma.

La puerta de la poesía no tiene llave ni cerrojo: se defiende por su calidad de incandescencia. Sólo los inocentes, que tienen el hábito del fuego purificador, que tienen dedos ardientes, pueden abrir esa puerta y por ella penetran en la realidad.

La poesía pretende cumplir la tarea de que este mundo no sea sólo habitable para los imbéciles.

[Publicado en Poesía Nº 9, agosto de 1961]


Aldo Pellegrini: Poeta, ensayista y crítico de arte argentino nacido en Rosario en 1903. Después de cursar sus primeros estudios se trasladó a Buenos Aires en 1922 para graduarse como médico. Es uno de los iniciadores del vanguardismo de su país junto a Enrique Pichon-Rivere, Francisco Madariaga y Enrique Molina, entre otros. Fundador de la revista Qué, nunca ahorró esfuerzos para fomentar todas las actividades relacionadas con el arte y la literatura. Es autor de la «Antología de la poesía surrealista de lengua francesa» 1961, «Antología de la poesía viva latinoamericana» 1966 y de «Panorama de la pintura argentina» en 1965. Entre sus libros de poesía se cuentan: «El muro secreto» en 1949, «La valija de fuego» en 1953, «Construcción de la destrucción» en 1957, «Distribución del silencio» en 1966, y «Escrito para nadie» en 1973. El conjunto de su obra fue editado en 2002 con el título de «La valija de fuego». Murió en 1973.

+info: http://www.elortiba.org/ap.html


lunes, 26 de octubre de 2015

Virginia Woolf, en The Waves (1931) / Cita traducida por Martina Benitez


"But if one day you do not come after breakfast, if one day I see you in some looking-glass perhaps looking after another, if the telephone buzzes and buzzes in your empty room, I shall then, after unspeakable anguish, I shall then - for there is no end to the folly of the human heart - seek another, find another, you. Meanwhile, let us abolish the ticking of time´s clock with one blow. Come closer."

Virginia Woolf, The Waves (1931). Wordsworth Classics


"Pero si un día no venís después del desayuno, si un día te veo en algún espejo tal vez cuidando de otro, si el teléfono suena y suena en tu habitación vacía, deberé entonces, después de indecible angustia, deberé entonces - pues no hay fin para la locura del corazón humano - buscar a otro, encontrar a otro, vos. Mientras tanto, permitámonos abolir el paso del tiempo en el reloj con un soplo. Vení más cerca."

Traducción: Martina Benitez



jueves, 22 de octubre de 2015

dijo Paul Valéry


"Cada átomo de silencio
es la posibilidad de un fruto maduro".

Paul Valéry
En el poema Palma

Citado en La mujer rota, novela escrita por Simone de Beauvoir (1968)



lunes, 19 de octubre de 2015

dijo Ernesto Sábato, en El escritor y sus fantasmas (1963)


"El arte, como el sueño y el mito, es una ontofanía, y se acabó. Pero, de cualquier manera, es una revelación de algo, y no un fin en sí mismo".


Ernesto Sábato, en El escritor y sus fantasmas (1963)


onto- = el ser, como en ontología (del gr. ὄντολογία: ὄν-[on-], ὄντος- [ontos-], el ser y -λογία [-logia], estudiuo o tratado ).
-fanía = manifestación, como en epifanía (del lat. epiphanīa, y éste del gr. ἐπι[epi], sobre y yφάνεια[phaneia], manifestación)

ontofanía como manifestación del ser 



sábado, 17 de octubre de 2015

La verdad, ahora / A verdade, agora (poema por Martina Benitez, traducido al portugués por Andrés Guerrero)


CANOA Oficina de letras compartió un poema, traducido al portugués por Andrés Guerrero (con colaboración de Marina Boccalato Stern)

"Reactivando la poesía, comienza un nuevo ciclo con un poema de Martina Benítez desde Argentina.
Pueden escuchar el poema recitado en éste link: https://www.youtube.com/watch?v=LFkjLmEzI9U

Reativando a poesia, começa um novo ciclo com um poema de Martina Benítez desde a Argentina. Pode-se ouvir o poema recitado neste link: https://www.youtube.com/watch?v=LFkjLmEzI9U




jueves, 15 de octubre de 2015

Para vivir un gran amor - Por Vinicius de Moraes


Para vivir un gran amor se necesita
mucha concentración y mucho tino,
mucha seriedad y poca risa...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor es menester
ser hombre de una sola mujer;
pues serlo de muchas, pucha !
es cosa fácil... no tiene ningún mérito.

Para vivir un gran amor, primero es preciso
consagrarse caballero
y entregarse a su dama por entero,
sea como fuere. Hay que convertir
el cuerpo en una morada donde
se enclaustre a la mujer amada, y luego
apostarse afuera con una espada...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor es urgente,
descartarse al máximo de la gente,
pues en general la gente envidia
el amor profundamente.
Hay que cortar con grupos y boites,
pasar de largo ante los café-societies
y de todas sus tristes marionetas...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor, les digo,
se necesita mucha atención con el "mejor amigo",
que por andar solo se les puede pegar
hasta frustrar el gran amor.
Se necesita muchísimo cuidado
con aquellos que no estén apasionados,
pues quien no lo está se halla siempre
dispuesto a perturbar el gran amor.

Para vivir un gran amor, en realidad,
hay que compenetrarse de la certidumbre
de que no existe amor sin fidelidad...
para vivir un gran amor. Pues quien traiciona
su amor por vanidad desconoce la libertad,
esa inmensa, innombrable libertad
que supone un solo amor.

Para vivir un gran amor, il faut además
de ser fiel, ser buen conocedor del
yudo y del arte culinario...
para vivir un gran amor.

Para vivir un gran amor perfecto
no basta ser apenas buen sujeto;
es necesario también tener grandes
pectorales, pectorales de remero.
Es preciso mirar siempre a la persona amada
como a la primer enamorada
y a su propia viuda también,
ya amortajada en su amor muerto.

Es muy necesario haber previsto
un crédito de rosas del florista...
mayor, mucho mayor que el de la modista!!
para complacer al gran amor.
Pues lo único que el gran amor quiere
es amor, amor, sin medida;
además un tutuzinho con panceta
hace ganar puntos...

Se ganan puntos sabiendo preparar cositas:
huevos fritos, camarones, sopitas, salsas,
strogonoffs; comiditas para después del amor.
¿Y qué mejor que ir a la cocina
y preparar con amor una gallina
con una rica y sabrosa
farofinha para su gran amor?

Para vivir un gran amor es muy,
muy importante vivir siempre juntos
y hasta ser, en lo posible, un solo difunto,
para no morir de dolor.
Es necesario cuidar permanentemente,
no sólo el cuerpo sino también la mente,
pues la amada acusa cualquier mezquindad
y el amor se enfría un poco.
Hay que ser cortés sin cortesía;
dulce y conciliador sin cobardía;
saber ganar dinero con poesía...
para vivir un gran amor.

Es necesario saber tomar whisky,
no arriesgarse nunca con el mal bebedor!!
y ser impermeable a las habladurías,
con las que el amor, no quiere saber nada.

Pero todo esto no sirve de nada
si en esta oscura y alocada selva
no se supiere hallar a la bien-amada...
para vivir un gran amor.

                          Vinicius de Moraes


Construcción (Chico Buarque) por Fito Páez (en vivo)









martes, 13 de octubre de 2015

He Wishes for the Cloths of Heaven (Él desea las telas del cielo) - William Butler Yeats


He Wishes for the Cloths of Heaven

Had I the heavens’ embroidered cloths,
Enwrought with golden and silver light,
The blue and the dim and the dark cloths
Of night and light and the half-light,
I would spread the cloths under your feet:
But I, being poor, have only my dreams;
I have spread my dreams under your feet;
Tread softly because you tread on my dreams.


Él desea las telas del cielo

Si yo tuviera las telas bordadas del cielo
forjadas con luz de oro y plata,
las azules y las tenues y oscuras telas
de la noche y de la luz y penumbra,
extendería las telas bajo tus pies:
pero al ser pobre, sólo tengo mis sueños;
he extendido mis sueños bajo tus pies;
pisa suavemente porque pisas mis sueños.


William Butler Yeats (Dublín, 1865-Roquebrune-Cap-Martin, Francia, 1939), The Collected Poems of W. B. Yeats,  Macmillan, Nueva York, 1989
Versión: Marina Kohon


Publicado por Jorge Aulicino en http://campodemaniobras.blogspot.com.ar/2015/10/william-butler-yeats-dos-poemas.html


domingo, 11 de octubre de 2015

¿Posibilidades? - Por Santiago Enriquez

"(...)Esas cosas no son. Otra es mi suerte: 
Las vagas horas, la memoria impura, 
el abuso de la literatura 
y en el confín la no gustada muerte."
(Jorge Luis Borges)


¿Posibilidades?

A Martina


Cada forma, color, textura, movimiento del otro lado de la puerta
serán las posibilidades:
transformar, salir, terminar, decidir, cambiar, renovar...

¿...Las posibilidades son infinitas?

En la bocacalle que se aleja, todo se presenta como lo que pudo haber sino
pero que no es:
enamorarse, caminar por un río, una noche en Alemania, las palabras exactas...

¿...Las posibilidades son infinitas?

Me he preguntado si en cada mirada perdida, en cada rostro alejado
habría alguna historia mía:
una amistad, un enemigo, un otro, un amor, un consejero, un deseo...

¿...Las posibilidades son infinitas?

Estoy en esta tarde con tantas imágenes desparramadas en las veredas, perdiéndome
que debo volver a las cosas:
el esfuerzo, esta soledad, estos cuartos de casa, la familia, las esperanzas, mis manos,
las manos que aparecen, el viento que señala que hoy hace frío y que hay que abrigarse.

Nada más.

Ahora bien, ¿las posibilidades son infinitas?



Posibilidades II - Por Santiago Enriquez


No, las posibilidades no son infinitas.


Desear o soñar,

pero no es infinito el realizar.

Dejad toda esperanza,
todo sueño,
y adentrarse en las materias.

Del dolor, la frustración,
del no ser, del servir.

Pero ninguna máquina,
ninguna plataforma,
ni el código podrán reemplazar
lo soñado
lo noblemente construido
desde el pecho
y desde la patria.



miércoles, 7 de octubre de 2015

Coração vagabundo - Caetano Veloso / Gal Costa (1967)


Meu coração não se cansa
De ter esperança
De um dia ser tudo o que quer

Meu coração de criança
Não é só a lembrança
De um vulto feliz de mulher
Que passou por meus sonhos

Sem dizer adeus
E fez dos olhos meus
Um chorar mais sem fim

Meu coração vagabundo
Quer guardar o mundo
Em mim





Mi corazón no se cansa
de tener esperanza
de un día ser todo lo que quiere

Mi corazón de niño
no es sólo el recuerdo
de una figura feliz de mujer
que pasó por mis sueños

Sin decir adiós
Y hacer de mis ojos
un llorar, mas sin fin

Mi corazón vagabundo
quiere guardar el mundo
en mí.



martes, 6 de octubre de 2015

Desde el silencio - Por Martina Benitez



Te das cuenta
lo que es la liviandad
después de haber sentido
tanto peso sobre tu espalda.

Tu garganta tuvo piedras
largo tiempo.
Todavía las tiene.
Por eso no pudiste cantar.

Ahora sentís mejor
el aire que pasa.

Ahora cantás
desde el silencio.



Octavio Paz (obra)




Poesía
1933 - Luna silvestre
1936 - ¡No pasarán!
1937 - Raíz del hombre
1937 - Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España
1941 - Entre la piedra y la flor
1942 - A la orilla del mundo y Primer día, Bajo tu clara sombra, Raíz del hombre, Noche de resurrecciones
1949 - Libertad bajo palabra
1951 - ¿Águila o sol?
1954 - Semillas para un himno
1956 - La hija de Rappaccini
1957 - Piedra de sol
1958 - La estación violenta
1960 - Libertad bajo palabra: obra poética: (1935-1957)
1962 - Salamandra
1965 - Viento entero
1967 - Blanco, escrito en tres columnas; permite diferentes lecturas
1968 - Discos visuales, con Vicente Rojo
1969 - Ladera este (1962-1968)
1971 - Topoemas
1972 - Renga, con Jacques Roubaud, Edoardo Sanguineti y Charles Tomlinson
1974 - El mono gramático
1975 - Pasado en claro
1976 - Vuelta (primera edición artesanal, publicada por El Mendrugo, de 1971)
1979 - Air Born/Hijos del aire, con Charles Tomlinson
1979 - Poemas (1935-1975)
1987 - Árbol adentro
1990 - Figuras y figuraciones, con Marie José Paz
1990 - Obra poética (1935-1988)

Ensayo
1950 - El laberinto de la soledad
1956 - El arco y la lira
1957 - Las peras del olmo
1965 - Cuadrivio
1965 - Los signos en rotación
1966 - Puertas al campo
1967 - Corriente alterna
1967 - Claude Levi-Strauss o El nuevo festín de Esopo
1968 - Marcel Duchamp o El castillo de la pureza (la reedición ampliada, Apariencia desnuda, es de 1973)
1969 - Conjunciones y disyunciones
1970 - Posdata, continuación de El laberinto de la soledad.
1973 - El signo y el garabato
1974 - Los hijos del limo
1974 - La búsqueda del comienzo. Escritos sobre el surrealismo
1978 - Xavier Villaurrutia en persona y obra
1979 - El ogro filantrópico
1979 - In-mediaciones
1982 - Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe
1983 - Tiempo nublado
1983 - Sombras de obras
1984 - Hombres en su siglo y otros ensayos
1985 - Pasión crítica, conversaciones con diversos interlocutores
1988 - Primeras letras: 1931-1943, colección de sus prosas de juventud
1990 - Pequeña crónica de grandes días
1990 - La otra voz. Poesía y fin de siglo
1991 - Convergencias
1992 - Al paso
1993 - Un más allá erótico: Sade
1993 - La llama doble
1993 - Itinerario
1995 - Vislumbres de la India

Traducción
Versiones y diversiones (1974)

Antología
Poesía en movimiento (1966, con Homero Aridjis, Alí Chumacero y José Emilio Pacheco)

Correspondencia
Correspondencia Alfonso Reyes/Octavio Paz (1939-1959) (1998)
Memorias y palabras: cartas a Pere Gimferrer (1966-1997) (1999)
Cartas cruzadas. Octavio Paz y Arnaldo Orfila (1965-1970) (2006)
Cartas a Tomás Segovia (1957-1985) (2008)
Jardines errantes. Cartas a J. C. Lambert (1952-1992) (2008)
Al calor de la amistad. Correspondencia con José Luis Martínez (1950-1984) (2014)



martes, 29 de septiembre de 2015

Luis Alberto Spinetta (obra)




Almendra:
Almendra (1969)
Almendra II (1970)
El valle interior (1980)

Pescado Rabioso:
Desatormentándonos (1972)
Pescado 2 (1973)

Invisible:
Invisible (1974)
Durazno sangrando (1975)
El jardín de los presentes (1976)

Spinetta Jade:
Alma de diamante (1980)
Los niños que escriben en el cielo (1981)
Bajo Belgrano (1983)
Madre en años luz (1984)

Solista:
Spinettalandia y sus amigos (1971)
Artaud (1973)
A 18' del sol (1977)
Only love can sustain (1980)
Kamikaze (1982)
Mondo di cromo (1983)
Privé (1986)
La la la (1986) (con Fito Páez)
Téster de violencia (1988)
Don Lucero (1989)
Peluson of milk (1991)
Fuego gris (1994)
Silver Sorgo (2001)
Para los árboles (2003)
Camalotus (2004)
Pan (2005)
Un mañana (2008)



sábado, 26 de septiembre de 2015

Dame tu tacho de basura - Blanca Varela


Dame tu tacho de basura
la guardaré te lo prometo
no la voy a crucificar
ni siquiera la voy a guardar en mi memoria
la aceptaré
sin azotes la aceptaré
te lo prometo.



jueves, 24 de septiembre de 2015

Vi crecer un roble en Louisiana - Walt Whitman [traducción: Griselda García]


Vi crecer un roble en Louisiana,
se erguía solo y el musgo colgaba de las ramas,
crecía allí sin compañero, emitía hojas alegres de un verde oscuro,
y su aspecto, rudo, sólido, vigoroso, me hizo pensar en mí,
pero me pregunté cómo podría emitir hojas alegres parado allí solo, sin su amigo cerca, porque sabía que yo no podría,
y rompí una ramita con algunas hojas y le envolví un poco de musgo,
y me la llevé y la puse a la vista en mi habitación,
no necesito que me recuerde a mis queridos amigos,
(creo que últimamente no pienso en otra cosa),
pero persiste ante mí como una señal curiosa, me hace pensar en el amor viril;
por todo eso, y aunque el roble brilla allí en Louisiana, solitario en un amplio espacio abierto,
y emite hojas alegres toda su vida, sin su amigo o amante cerca,
sé muy bien que yo no podría.

Walt Whitman (West Hills, 1819 – Camden, 1892), Hojas de hierba.

Traducción: Griselda García


I Saw in Louisiana A Live-Oak Growing

I saw in Louisiana a live-oak growing,
All alone stood it and the moss hung down from the branches,
Without any companion it grew there uttering joyous leaves of dark green,
And its look, rude, unbending, lusty, made me think of myself,
But I wonder’d how it could utter joyous leaves standing alone there without its friend near, for I knew I could not,
And I broke off a twig with a certain number of leaves upon it, and twined around it a little moss,
And brought it away, and I have placed it in sight in my room,
It is not needed to remind me as of my own dear friends,
(For I believe lately I think of little else than of them,)
Yet it remains to me a curious token, it makes me think of manly love;
For all that, and though the live-oak glistens there in Louisiana solitary in a wide flat space,
Uttering joyous leaves all its life without a friend a lover near,
I know very well I could not.

Source: Leaves of Grass (1891-2) (1892)

http://www.poetryfoundation.org/poem/174739


martes, 22 de septiembre de 2015

Canto de Ossanha - Vinicius de Moraes y Baden Powell


O homem que diz "dou" não dá
Porque quem dá mesmo não diz
O homem que diz "vou" não vai
Porque quando foi já não quis
O homem que diz "sou" não é
Porque quem é mesmo é "não sou"
O homem que diz "estou" não está
Porque ninguém está quando quer
Coitado do homem que cai
No canto de Ossanha, traidor
Coitado do homem que vai
Atrás de mandinga de amor

Vai, vai, vai, vai, não vou
Vai, vai, vai, vai, não vou
Vai, vai, vai, vai, não vou
Vai, vai, vai, vai, não vou
Que eu não sou ninguém de ir
Em conversa de esquecer
A tristeza de um amor que passou
Não, eu só vou se for pra ver
Uma estrela aparecer
Na manhã de um novo amor

Amigo sinhô
Saravá
Xangô me mandou lhe dizer
Se é canto de Ossanha, não vá
Que muito vai se arrepender
Pergunte pro seu Orixá
Amor só é bom se doer

Vai, vai, vai, vai amar
Vai, vai, vai, vai sofrer
Vai, vai, vai, vai chorar
Vai, vai, vai, vai dizer
Que eu não sou ninguém de ir
Em conversa de esquecer
A tristeza de um amor que passou
Não, eu só vou se for pra ver
Uma estrela aparecer
Na manhã de um novo amor




Un clásico de Baden-Powell y Vinícius de Moraes en la voz de Vinícius e Toquinho.
Esta canción forma parte del disco "Os Afro-sambas" (1966), del violonista Baden Powell y del compositor y cantante Vinicius de Moraes.


lunes, 14 de septiembre de 2015

Catching the big fish / Atrapa el pez dorado (fragmento)- David Lynch




Miedo

     He oído hablar de directores que gritan a los actores y que les engañan de algún modo para conseguir la interpretación que buscan. Y hay gente que busca dirigir todo este negocio mediante el miedo. Pero a mí me parece ridículo: resulta a la vez patético y estúpido. 
     Cuando la gente tiene miedo no quiero ir a trabajar. Hoy día mucha gente se siente así. Luego el miedo empieza a transformarse en odio y la gente empieza a odiar ir al trabajo. Y el odio se convierte en ira y la gente puede enfadarse con el jefe y con el trabajo.
     Si dirigiera mis películas mediante el miedo, obtendría un uno por ciento de lo que consigo. Y no sería divertido hacerlas todos juntos. Y debería serlo. Se supone que en el trabajo y en la vida debemos llevarnos bien. Se supone que debemos divertirnos como perritos meneando la cola. Se supone que es la gran vida, se supone que la vida es fantástica.
     Si en lugar de meter miedo, una empresa ofreciera la manera de que todos los que forman parte del negocio se zambulleran en él - empezaran a expandir su energía e inteligencia-, la gente haría hora extra gratis. Sería mucho más creativa. Puede ser así. No es así, pero podría serlo fácilmente.



"There's always fear of the unknown where there's mystery".
"Siempre hay miedo de lo desconocido donde hay misterio".
 David Lynch




viernes, 11 de septiembre de 2015

una vida, muchos maestros

"Aprendizaje: Adquisición del conocimiento de algo por medio del estudio, el ejercicio o la experiencia, en especial de los conocimientos necesarios para aprender algún arte u oficio."



miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cash / Dinero – Patti Smith (Trampin´, 2004) / Traducción al español: Martina Benitez


Acá vamos de nuevo
La curva de la vida girando en espiral
Todo lo que alguna vez supimos
Mientras la semilla de la vida estalla

Y el milagro del tiempo
¿Cuándo terminará ese tiempo?
Recordá, vos decidís tomar ese voto
Agarrar ese anillo no es un capricho, no es un capricho
Cuando estarías facturando

Intentá dar vuelta tu vida
Y todas las cosas que hacés resuenan
Y entonces no podés perder el control
Es decir, tu tiempo llega y entonces

Difícil de identificar, encontrar la costura
Donde ese tiempo termina
Donde ese tiempo comienza

Recordá, decidís tomar ese voto
Tomá una postura, agarrá ese anillo
No es un capricho, no es un capricho
Es sólo tiempo lo que estás facturando

En el ruido blanco del deseo
No podemos oír una sola cosa
Flotando alrededor de la frágil rama
Las aflicciones del alma humana
Su belleza inmaterial

Vos decidís, pararte entre los caídos
Tomar revancha, hijos vencidos
Desgarrar ese saco de costura acostura
Es sólo tiempo, es sólo tiempo
Lo que gastas, lo que gastas

Es sólo tiempo, que gastas
Es sólo tiempo, que gastas
Es sólo vida lo que estás facturando


Traducción al español: Martina Benitez




Cash – Patti Smith (Authors: Patti Smith, Oliver Ray)
(Trampin´- 2004)

Here we go around again
Curve of life spiraling
Everything we've ever known
As the seed of life gets blown

And the miracle of time
When will that time just end?
Remember, you decide to take that vow
Grab that ring it's not a whim, not a whim
When you'd be cashing in

Try to turn your life around
And all the things you do resound
And then you can't lose control
Say, your time has come and then

Hard to pinpoint find the seam
Where that one time ends
Where that time begins

Remember, you decide take to that vow
Take a stand, grab that ring
It's not a whim, it's not a whim
It's only time that you're cashing in

In the white noise of desire
We can't hear a single thing
Floating 'round the fragile bough
The afflictions of the human soul
It's beauty immaterial

You decide, stand along the fallen ones
Take revenge, defeated sons
Rend that coat from seam to seam
It's only time, it's only time
That you spend, you spend

It's only time, you spend
It's only time, you spend
It's only life that you're cashing in



domingo, 6 de septiembre de 2015

martes, 1 de septiembre de 2015

Útil - Henrik Nilsson


Todo puede ser útil para el poema:
los frascos de perfume vacíos y las tuercas sobrantes,
las llaves torcidas y las varas de pescar quebradas.

El timbre de la bicicleta en el fondo del lago.
El rubí dentro del reloj parado.
La fotografía de la ciudad arrasada.

La chatarra de cada vida.

El poema encuentra lo precioso en lo inapreciado
y lo inapreciado en lo precioso.

Las cuerdas de guitarra rotas y las viejas recetas médicas,
las bombillas que se han agotado y los anillos de boda
extraviados.


Henrik Nilsson

Fuente de poema: blog La Biblioteca de Marcelo Leittes